lunes, septiembre 11, 2006

¡¡¡Cómo tan sensible!!!



Por Satelito (J.C.Araneda)
Tanto alboroto por un error tan simple. Resulta que la piel sensible del famoso Sargento Giménez, aquél calvo arbitro argentino conocido por sus cobros polémicos, sus excesos de protagonismo dentro de la cancha y su mediocre nivel (comparado con Elizondo o Baldassi por ejemplo) dejó al torneo argentino desparramando fama por todo el mundo como una rememoranza al lejano oeste.
Era el partido más importante de la fecha, era la despedida de Basile desde la banca donde lo ha ganado todo y la oportunidad de igualar la marca histórica de 13 partidos ganados consecutivamente en un torneo. En aquel que convengamos que en cuanto a exigencia debe ser uno de las más exigentes del globo. El Lobo derrotaba por uno a cero a Boca en el Estadio Único de la Plata y el ambiente indicaba que el segundo tiempo vená con mayor intensidad que el primero. Pero no se reinició.
La batahola puede parecer feroz y hasta ejemplificadora. Los juicios emitidos por Niembro, la "venta" del tema que hizo Fox Sports estaba para pensar en un atentado digno de recurso de protección en tribunales y todo eso. Y al caer la jornada se supo la verdad del asunto. Francamente es una verdad decepcionante y que deja como único responsable de la falta de criterio al polémico Daniel Giménez.
Muy simple. Tal fue el despliegue físico de Gimnasia y Esgrima de la Plata que Giménez, acostumbrado a sacar muchas tarjetas, amonestó a seis jugadores del local lo que ofuscó a Pedro Trogglio, entrenador del Lobo. Este, en términos bastante fuertes (pero que están dentro del código del fútbol) se enfrentó con el juez, quien fiel a su extrema sensibilidad decidió expulsarlo. Lo de Trogglio, aunque injustificado era entendible. Su padre pasa por difíciles momentos de salud y el hombre estaba expuesto a excesivos niveles de estrés.
Acá es dónde nace la controversia. El Presidente de Gimnasia y Esgrima de la Plata, Juan José Muñoz, aprovechándose de su calidad de personero con autoridad irrumpió en el vestuario de los árbitros, algo indebido por dónde se mire. En un pasillo se acepta, en los ingresos, no en su lugar de resguardo. Pero le habría solicitado que fuese donde Trogglio a darle un espaldarazo ante el mal momento, a solicitar un toque de humanidad en los momentos difíciles. Un acto casi desubicado, innecesario pero que convengamos no es lo mismo que una clara amenaza.
Gímenez quiso proteger a su gremio, es cierto. Como diciendo "acá somos intocables y ningún dirigente me viene a dar indicios de comportamiento". Esta bien hasta ahí pero entonces, la medida era otra. Denunciarlo en el informe para que los castigaran. Pero con la suspensión de un partido por amenazas al árbitro, lo que hace Giménez es manchar un torneo entero, poner en tela de juicio la supremacia de Boca en los últimos años, dejar al fútbol trasandino como turbio y todo porque convengamos que lo que anoche vimos en las noticias fue algo así como "suspenden partido por amenaza al árbitro". Daba para pensar en matonaje.
Es lamentable. Simplemente porque Giménez es árbitro internacional. Si un tipo arrastra tales niveles de divismo y descriterio, qué podemos esperar del arbitraje internacional. Más cuando en algunas sociedades tienden a copiar las costumbres de los argentinos. Por ejemplo acá en Chile. Imagínense que si alguna vez se expulsó a Tévez por celebrar como "gallina" en la Libertadores, ahora salió una fiscal bonaerense citando a José Chatruc a declarar por incitar a la violencia en los estadios al celebrar ayer su gol por Quilmes a lo "Carlitos" en el Monumental. Ven... definitivamente al otro lado de la cordillera están algo "sensibles".

7 Comments:

At septiembre 11, 2006, Anonymous Anónimo said...

Leete el diario, amenazo con agarrarlo a combos en el hocico!!!

 
At septiembre 11, 2006, Blogger guido said...

La verdad que no es que estemos sensibles, sino que la pasión no nos deja ver más allá y siempre nos sentimos perjudicados

 
At septiembre 11, 2006, Blogger Eduardo Medina said...

MIGUEL: Eso de dejar los ojos blancos... ayayayai!!!jajaja

FUTBOLEROS: Yo creo que darse cuenta o entender a las minas... es imposible... solo hay que amarlas... porque no es necesario entenderlas...

FUTBOLEROS Y MANU: que bueno que se entiendan, me da felicidad que con mis post se creen debates y opiniones, pero sobre todo, que se haga la paz... jajaja saludos

 
At septiembre 11, 2006, Blogger Milana said...

Independiente del divismo del árbitro, Muñoz es un CHANTA con nombre y apellido. Jurando por la Santa Biblia... no podés

Saludos

PD: Guido tiene razón, la pasión es la pasión. Yo creo sin la pasión somos unos muertos.

 
At septiembre 11, 2006, Blogger Waldo_Pedro_R said...

Oye, y Medina sigue dando la lata con la huea de las minas, juajuajuajua

 
At septiembre 11, 2006, Blogger Ripne said...

Dirigente chanta, árbitro como las pelotas, todo clarito

 
At septiembre 12, 2006, Blogger Beto_Torres said...

Chanta, este es amigo de Don Choco y el árbitro es el clon de Pablo Pozo, jajajajajaja

 

Publicar un comentario

<< Home