miércoles, julio 05, 2006

Carro italiano














Por Satelito (J. C. Araneda)

No entendí lo que me proponía Milana. "Si no van a escribir de Italia entonces lean mi blog", dijo. En verdad, lo que no entendí fue lo que encontré en su sitio (http://giornalistamilana.blogspot.com). Porque yo pensaba que nuestra amiga y colaboradora del presagio perfecto (al igual que Jano “Ceratiego” Leal) nos iba a entregar un texto que destacara las virtudes del equipo que ella (por razones obvias) puso desde el principio en la final de la copa del mundo. Y no. Lo que allí había era una columna de Felipe Bianchi. ¡¡¡De Felipe Bianchi!!! La verdad es que con esto sólo intento enrostrar que, a esta altura del partido habrán varios que se subirán al carro de que Brasil nunca fue favorito. Faltó que dijera que Italia era fijo en la definición y terminaba por "echarse al agua". ¡Adónde la vieron!
Ahora todos andan con la cosa de que Italia es el equipo más notable, el que juega más bonito, el que va fijo a levantar la copa, el que no tiene fallas, el del fútbol perfecto y cuanta cosa más se les ocurra. Mala memoria. Los italianos, que digámoslo recién ahora son los pereferidos de todas las voces especializadas, han tenido bastantes contratiempos con la misma crítica que ahora parece alabarlos y endiosarlos por su tremenda exhibición de fútbol pragmático ante Alemania en Dortmund. Sin embargo, ahora todos parecen convalidar sus propias convicciones futboleras en beneficio del resultado.
El encuentro de azzurros y germanos fue una verdadera exhibición de 22 hombres luchando por alcanzar la gloria. Y de alguna manera, quienes criticabamos a los de Lippi tuvimos que entender que ese fútbol no es de llegar y cambiarse, de proponérselo y en noventa minutos salir a buscar el arco rival con vertiginoso desorden como el argentino o un pausado y abúlico ritmo como el de lo brasileños. Ni siquiera la frontalidad aérea de los ingleses es tan clásica como el pragmatismo italiano. Y Alemania cayó redondito. Demostrando aún en la derrota con ello que se pude llegar más alto de lo que la expectativa indica pero que difícilmente se lacanza la gloria definitiva cuando te encuentras con un zorro viejo en frente. Porque al plantel de Klinssman nadie lo daba entre los cuatro primeros. Menos tenían para ganar la llave del otro día.
Fue tremenda exhibición y de alguna manera hasta me atrevo a decir que los "visitantes" siempre convencieron más acerca de sus capacidades para acceder al último gran partido. Mientras Alemania atacaba impulsado por su gente y sin mucho juego asociado, los azules se las ingeniaron para mantener su línea defensiva sin goles en contra gracias al talento incomensurable de Bufón y Cannavaro. De ahí en más, con un equipo equilibradísimo, sin brillar y con gran capacidad de entrega física, Italia le pasó por encima a los panzer dando una lección de estrategia para otras selecciones como la argentina o la sueca. De alguna menra, fue decirles "ven, estos no tenían nada de invencibles".
Mucha movilidad y sin miedo al choque. Por más que Ballack intentaba sentar dominio en la mitad (como lo hizo contra los trasandinos) esta vez Gatusso aguantó los golpes y Pirlo se las ingenió para dominar la zona. Se turnaron y anularon la principal arma contrincante. Todo sería más fácil desde ahí.
Los goles en el alargue demostraron que cuando se quiere ganar nunca es tarde. Los dirigidos de Marcello Lippi tuvieron paciencia e intención y no la dejaron por nada. Por más que no nos guste el esquema o la sensación futboística que provocan, convengamos en que frente a Alemania el manual funcionó perfecto.
Llegan más enteros, con un día más de descanso, con una solidez futbolística mayor y gozando del favoritismo. Italia debe ser el campeón del mundo y los defensores del jogo bonito tendrán que entender que es el sino de una tradición (cuando se juega en Europa, con excepción del '58, ganan los de ese continente) y la consecuencia de una escuela refinada con los años. Los nuestros, no se sabe para dónde van. Ellos, los italianos, siempre apuestan a lo mismo. Aunque sumen frustraciones. Recuerdo una no más. Final de la Eurocopa en Holanda y los campeones del mundo de ese entonces, los franceses con la misma base que la que mostrarán el domingo en Berlín, le arrebataron el titulo a la azzurra en el último aliento. Cierto es eso de que el fútbol te da revanchas.
Se nos va el mundial y están quedando para las definiciones algunos de los favoritos que habia antes de iniciarse. Pero convengamos en que esta final inédita es tan sorpresiva como atrayente. Lo de atrayente es porque son dos escuelas clásicas y en cierta etapa de mutación incluso. Lo sorpresiva es porque quienes llegan al duelo definitorio son verdaderas sorpresas para cómo se daría el torneo en las primeras etapas. No vengan ahora a subirs el carro de que "yo les dije" o "algunos cobramos porque sabemos". Eso, déjennoslo a nosotros que hace harto rato venimos cobrando...

6 Comments:

At julio 06, 2006, Blogger Ripne said...

harto tardñio el comentario. De este equipo hay dos con un pie a fuera y otro en capilla. Adivinen????

 
At julio 06, 2006, Blogger Milana said...

No sean peladores antes de lo de Bianchi había un comment mío. Aparte está mi post "Una estate italiana" 29-05-2006

 
At julio 06, 2006, Blogger Cristian said...

Claro, carro de la victoria y toda la cosa. Reconozco hidalgamente que Italia ha sido una tremenda y muy agradable sorpresa para mí... porque no ha jugado como Italia jugaba siempre. Ojalá salga campeona del mundo.

Pero no me voy a venir a echar para atrás: yo confiaba en el despertar del irreconocible Brasil y en un arranque de inspiración de la poco temible Alemania para que ellos protagonizaran la final. Y no se dio, qué tanto, si la gente se equivoca en la vida.

Ahora, eso sí, no me atrevo a dar pronósticos. Para nada. Viendo las dos semifinales, está clarísimo que Italia debería ser el campeón del Mundo, porque Francia mostró bien poco para ganarle a Portugal.

Pero uno nunca sabe cuándo aparecen los franceses y dan el batatazo.

Si no, recuerden la final de la Eurocopa del 2000...

 
At julio 06, 2006, Blogger Waldo_Pedro_R said...

Yo creo que a la Milita debríamos invitarla al asado que va a tener que pagar Ocares. Alguien sabe cuando es????? Bueno, eso siempre y cuando Ocares prometa comportarse. No va a estar con la tontera de querer tirarla a la parrilla a las tres de lamañana.

 
At julio 06, 2006, Blogger CERATIEGO said...

Grande Italia. Milanita, no ve que nosotros dos somos los únicos que le apuntamos. Argentina, Brasil, los checos, Jajajajajaja

 
At julio 06, 2006, Anonymous Anónimo said...

Oye Araneda para con la tonterita, ok?????
El hecho de leer el blog y sus comentarios te convertiría igual de "traidor"
Estamos????

 

Publicar un comentario

<< Home