sábado, julio 01, 2006

"Arrugator" se llamaba el conejo

















Por Satelito (J. C. Araneda)

Cuando el capitán inglés David Beckham lloraba desconsdolado en la banca de su equipo tras abandonar el campo pensé tres cosas (bueno, aparte de lo exquisita que estaba su señora que lo aplaudía desde las gradas). Uno, que su pena era por dolor físico, el que indicaba que estaría unas semanas fuera de las canchas justo cuando jugaba su último mundial. Dos, que sentía que otra vez le había fallado a su afición como en las últimas ediciones de mundiales y eurocopas, lo que me convence como más cercano a la realidad. Pero no pude dejar de pensar que era una voz interna que le decía "ya compadrito, don't cry si total ustedes siempre se van por arrugones".

Hoy, aunque se hayan jugado más la vida que en otros partidos de este mundial, igual arrugaron el minuto clave. Como siempre, como acostumbran extrañamente sus grandes figuras y ahí videos y miles de líneas escritas para demostrarlo. Beckham en el '98 y '02 son las que cito para que me entiendan. Aunque esta vez el rubio no fue el culpable. Pero sintió que era responsable de cargar con ese estigma que lamentablemente no puedo definir en el término adecuado por cosas de línea editorial y respeto, aunque vendría siendo algo así como síndrome diarreico en la alta competencia. Usted entenderá supongo.

El encargado de dar la primera señal de "miedo escénico" fue el valorado delantero del Manchester United, Wayne Rooney. La gran figura que provocó rezos y preocupación para llegar hasta Alemania a cumplir su rol de salvador y estrella, terminó sepultando las ilusiones de su seleccionado al dejarlo con diez ante un rival absolutamente ganable. Inglaterra, con once y jugando como lo hizo hoy terminaba el encuentro a su favor y en noventa minutos. Si hasta Lampard tuvo opciones de gol cuando antes no las tenía por la porfiada posición que le destinaba Eriksson. Ese es un indicativo innegable.

No quiso Portugal y no pudo el seleccionado británico. LLegaron los penales y la cara de Stephen Gerrad antes, durante y después de la tanda me hacía presumir que algo no andaba bien con ellos. Precisamente, el volante del Liverpool perdió la chance de alcanzar ventaja irremontable desde el punto de castigo y no pudo con los nervios. Se apareció el fantasma de Ricardo (Eurocopa 2004 frente a Portugal donde les atajó un par de penales y se fueron de la misma forma) y así regalarían una definición que en su momento incluso lograron remontar. No me digan que sólo es mala suerte o lotería.

Lo que pasa con un equipo como Inglaterra es muy difícil explicar la reiteración del epílogo pero el denominador común del "arrugar" me parece que no es menor, ni tampoco como para dejarlo de lado y ponerse a hablar de táctica aplicada. O no les parece extraño que el elenco que viajó con todas las apuestas de los expertos a su favor terminara especulando en la primera fase y dejando dudas de ahí en adelante. ¿No es raro? Cuánto tendrá que esperar Inglaterra para volver a juntar una selección de este nivel y con los grados de confianza que poseía. No se sabe como tampoco se sabe si hay alguna forma de terminar con la maldita tradición de irse a casa con las manos vacías cuando se tiene todo para regresar con la copa. Es algo que en el reinado de Isabel Segunda tendrán que pensar y repensar mucho. Una cosa es que haga frío en Londres. Otra muy distinta es que sean "pechos fríos" cada vez que definen en una competencia importante. Y ya no es coincidencia.

5 Comments:

At julio 01, 2006, Blogger Futboleros said...

Bien Inglaterra hoy. Pero faltó suerte diría yo. igual, se caen en los momentos justos. Me tinca que lo de la inal chilena recién lo puedo escribir el lunes también. Le tengo fe a los cabros.
Un abrazo. No rain here

 
At julio 02, 2006, Blogger Cristian said...

Ojalá que nadie nos llame "los ingleses de Sudamérica" a nosotros. Porque eso podría explicar muchas de nuestras andanzas futbolísticas.

Tenía puestas todas las fichas en Brasil e Inglaterra para la otra semifinal y me topé con Portugal-Francia, que, honestamente, creo que es un partido que puede ganar cualquiera.

Es que a Portugal lo sigo encontrando algo mezquino en el juego, y sé que sus jugadores no son precisamente unos limitados con el balón...

Bueno. A esperar no más que las apuestas se me han caído... Menos mal que no jugué Xperto como me había recomendado mr. Pinto.

 
At julio 02, 2006, Blogger Bea said...

no puedo comentarlo... aun es tema sensible para mi... estoy enojada con rooney, me hizo llorar desconsoladamente el dia de mi cumpleaños...

 
At julio 02, 2006, Blogger Milana said...

Por qué no jugue Xperto!!!

 
At julio 02, 2006, Blogger Futbolero_mayor said...

Se parecen a la U, jajaja

 

Publicar un comentario

<< Home