jueves, junio 22, 2006

"¡Ya! La cortan con que estoy gordo..."







Por Satelito (J. C. Araneda)

Les dijimos hace un montón de meses que el record de Gerd Müller se iba a las pailas. Que pese a las críticas, El Fenómeno aparecería en un sólo partido y se prendería en la historia con su olfato goleador. Y así no más fue. El gordo fue genio, figura y dueño de los abrazos y elogios en ese examen tibio de jogo bonito que Brasil ofreció hoy frente a un esforzado pero inconsistente Japón en Dortmund.
No les voy a decir que fue una exhibición del scratch ni mucho menos pero, por eso de guardarse para los octavos de final, Parreira realizó un par de modificaciones que resultaron vitales. Sacó a Adriano (para su mala suerte porque es difícil que vuelva a entrar de titular) y con ello funcionó mejor el sector de ataque carioca que pudo anotar más si no es por el primer tiempo que jugó el guardavallas Kawaguchi.
Puso a Juninho Pernambucano en la mitad de campo y no sólo logró emparejar la reuperación en la mitad tal como venía de partidos anteriores (con la ayuda hoy del también ingresado Gilberto por izuierda) sino que encontró mayor salida, remate desde media distancia y hasta goles. Ambos volantes mixtos se anotaron en el marcador.
Sirvió lo de Brasil para ver que el gol de Tamada con el que comenzaron perdiendo, desnudo fallas peligrosas en el fondo y sacó a relucir la capacidad de reacción del scratch. Pero por sobretodo, sirvió para que el único que salva la plata en el Real Madrid diera nuevas muestras de estar entero pese al mar de críticas recibidas en todo el mundo.
Se sacó la mufa cambiando sus zapatitos azules (en el fútbol esos detalles sirven) y los reemplazó por unos botines amarillos dignos de la ocasión histórica. Ya tiene 14 como el torpedero de Münich y sólo requiere de uno más para anotarse como el máximo artillero en la historia de los mundiales. ¿Ven que el malo era Adriano?
Definitivamente, Brasil apareció en gloria y majestad pero con el acelerador a la mitad. Todavía da la impresión de que les queda calidad en la reserva y tendrán que volcarla a la cancha en el difícil duelo de la próxima ronda frente a Ghana. De todas maneras, ya extiende a 10 la racha de victorias sucesivas en los mundiales (la más abultada que se haya visto) y tienen, como corresponde a los embajadores del buen fútbol, al goleador más importante de la historia. Y todo a media máquina.

8 Comments:

At junio 22, 2006, Blogger Cristian said...

Me agradó mucho ver a Brasil empezar perdiendo, sirvió para ver cómo se "ponían las pilas" de a poco. Robinho también hizo gran partido.

Y Ronaldo, a pesar del pantalón blanco, que acentuaba aún más su estado físico, demostró que el apodo que mejor le queda es el de "fenómeno".

 
At junio 22, 2006, Blogger Futbolero_mayor said...

Viste que no todos los aguatones son chantas como los que odia Ocares

 
At junio 22, 2006, Blogger Milana said...

Lo de Juninho un misil

 
At junio 22, 2006, Blogger Milana said...

Que curioso en el teatro y otras partes el amarillo es mufa...

 
At junio 22, 2006, Blogger Bea said...

... ahora los japoneses podran decir hasta el fin de su existencia q brasil tuvo q empatarles... y que casi termina el 1º tiempo con ellos arriba... espero q esto despierte a los brasileros, q les entre un poco el miedo y q demuestren lo q pueden hacer.

 
At junio 23, 2006, Blogger Ripne said...

Notable el Fenómeno. Los negritos son medio inocentes así que algún penal le van a hacer para que llegue a los 15.

 
At junio 23, 2006, Blogger CERATIEGO said...

Que gallo mas afortunado. pesa como 100 kilos e igual le queda la pelota para hacer goles

 
At junio 23, 2006, Blogger Melissa said...

Mi Ronaldo, nadie le tenía fe, pero yo siempre lo he querido, así que estaba feliz con sus dos goles que lo ponen como máximo goleador junto al alemán Müller. Ojalá que lo supere. Yo creo que lo hará.
Saludos y gracias por creer también en Ronaldo ;)

 

Publicar un comentario

<< Home