viernes, junio 23, 2006

Uno fijo y un saqueo








Por Satelito (J. C. Araneda)
Se acuerdan de Lucien Bouchardou. Sí, el mismo árbitro indecente que nos robó el partido con Italia en Francia '98. Qué injusta es la FIFA. Esa vez se lavó las manos y le dio duro al tipo dejándolo referilmente castrado de por vida. Ahora, me queda más que claro que ese suceso como otros en el fútbol son medidas de presión tácitas, confabulaciones que los juecen no se atreven a delatar.
Fíjense que a la débil y humilde selección de Túnez hoy literalmente "la echaron al saco". ¿O alguno de los que siempre me discute me va a decir que fue "casualidad" la manejada que se mandó Carlos Amarilla hoy en el Olimpya Stadion de Berlín? Les echó un jugador, se hace el leso con una mano penal y a la vuelta de la misma lo cobrá en el otro lado cuando nunca existió (Sheva se tropezó sólo). Este tipo no debiera arbitrar más, pero como es Túnez, nadie dirá nada.
A mi no me sacan la idea de que había "cierta presión" porque pasara Ucrania, que llegó como uno de los favoritos y pese a que ganó dos partidos es una total decepción en cancha. Por no decir que son malos. Si no es por Shevchenko y los euros que solo él genera en el marketing mundialero, la Fifa también habría lanzado por el despeñadero a los ex soviéticos, todo porque juegan peor que Tricolor de Paine.
El solitario penal anotado por el ex goleador del Milan cerró un marcador que si bien en el trámite global pudo y debió favorecer a los amarillos de la tierra de los Zares, se desequilibró sólo gracias a la falta de criterio de juez paraguayo. Pero si usted es futbolero, ya sabrá lo desastrozo que es amarilla. Si está él dirigiendo y no Carlos Chandía es una situación que sólo se entiende por el poco peso dirigencial de los chilenos de la ANFP en comparación a los guaraníes. Una verdadera lástima.
Más simple y hasta didáctico fue el partido en que España confirmó tener plantel para llegar muy arriba en la calificación final de Alemania 2006. Hoy, con muchísimos reservas venció en Kaisserlautern por la mínima diferencia a Arabia Saudita, todo con el certero cabezazo de Juanito que devolvió a los majitus al Sahara con un sólo punto y algunos dólares más en el bolsillo. Sólo les sirvió para que su astro Sami Al Jaber (estos tienen nombres de personajes de Star Wars) jugara su histórico partido 163 con la camiseta nacional. Nadie superará ese récord.
Aparte del buen examen de Cañizares, Juanito y Joaquín, España logró mantener sus números perfectos y asomar como candidato serio. Ya no es sorpresa. Tanto así que el cuadro diirigido por Aragonés (que tiene líos por no saber si dejará a Fabregas y Raúl en el equipo titular) llega de favorito al partido del martes frente a Francia. Quien lo iba a decir.

2 Comments:

At junio 23, 2006, Blogger Futboleros said...

El de Sheva no fue pero robo... no me parece.

 
At junio 23, 2006, Blogger Cristian said...

No andemos agrandando a Túnez tampoco, que no tuvo mucho intento por progresar ofensivamente en ninguno de sus tres partidos... si el gol que le hicieron a España fue una pura casualidad.

Creo que ahora hay que ver a España, a propósito, porque su grupo debe haber sido el más débil de todo el Mundial; a lo mejor una Francia un poquito más inspirada que hoy frente a Togo les puede hacer el peso.

 

Publicar un comentario

<< Home