jueves, junio 22, 2006

Lo dejaron todo







Por Satelito (J. C. Araneda)

Les ha tocado sufrir mucho. Como los penales que los clasificaron frente a Uruguay. O las tantas veces que se quedaron fuera de la Copa del Mundo ante algún quinto sudamericano. Por su poca historia futbolera, los australianos siempre tiene que sufrir. Hoy no fue la excepción.
Jugaron una de los encuentros a considerar como epopéyicos. Su rival, Croacia en Sttutgart. Todo por el segundo lugar del grupo F. Y los oceánicos no arrugaron frente a la histórica posibilidad que tenían al frente. Aunque les servía el empate, pero al frente tenían a uno de los que se consideraba fijo para la segunda ronda.
Más complicado fue cuando recién a los dos minutos Darijo Srna ya les anotaba un golazo de tiro libre. El defensa se sacaba el penal perdido ante Japón. Los australianos tenían que remontar con la presión de tener a nueve de sus elementos con pasado croata y el favoritismo de su rival.
Pero se fueron con todo y la recompensa llegó con un penal tremendamente evitable por la tonta mano de Stjepan Tomas. Criag Moore devolvía la ilusión al equipo de Hiddink. De ahí en más, un vertigo incontrarestable de ambos, una exhibición del ida y vuelta de primer nivel con Prso y Viduca respectivamente poniendo peligro en las dos áreas.
Todo hasta que Kovac colocaba a su equipo en octavos con un remate de distancia que el arquero Kalac regaló enviándolo al arco cuando era fácil controlarla, poniendo de nuevo en la retina la discusión de cual de los dos arqueros jugaba, la misma polémica que viene desde que clasificaron al mundial en la definición por penales en Sydney contra "la Celeste".
Hubo expulsados por ambos lados como Simic y Emerton, se dieron con todo. Pero cuando dos equipo parejos se definen un cupo hay que echar mano a los jugadores talentosos u oportunistas. Fue cuando Harry Kewell, el de la Premier League, quien aprovechó uno de los tantos centros al área
Australia terminó volcado buscando el gol de la victoria y Croacia, la gran decepción de torneo junto a República Checa, no pudo con su irresoluta y confundida participación en el mundial. Tanta impotencia que hasta en el último segundo les expulsaron a Simunic por reclamo. Un síntoma de su desastroza participación en Alemania 2006.

6 Comments:

At junio 22, 2006, Blogger Aggressor said...

que bien australia...

desperto brasil??


satelito es taaalla po... ajaja...

hormonas, no?...

:)

 
At junio 22, 2006, Blogger Bea said...

lo maximo!... este es mi equipo B...

 
At junio 22, 2006, Blogger guido said...

Formidable el juego de los Australianos que dejaron todo por pasar de ronda, se lo merecen.
Se nota la mano de Hiddink eh!!!

 
At junio 22, 2006, Blogger Satelito said...

Se nota, ya lo habia dicho porque el hombre desde el primer partido puso su sello

 
At junio 23, 2006, Blogger Ripne said...

Bien Australia, de a poquito y con puro empuje.
Oiga Don Agressor, a mi no me incluya en lo de los arrebatos hormonales, ¿ya?

 
At junio 23, 2006, Blogger CERATIEGO said...

Mmmm, ni los italianos ni los checos, ni los australianos, ni nada. Me equivoqué con la selección de la Cicciolila, acuerdense que la di por campeona.
Brasil, Argentina, Holanda y Alemania. Ahí se queda la copa de la vida.

 

Publicar un comentario

<< Home