lunes, junio 26, 2006

¡¡¡Grande San Gennaro Blatter!!!












Por El Fanatinche (Ricardo Pinto N.)

Raro. Así se puede definir el epílogo del partido entre italianos y socceros en la tarde de Kaisserslautern. Porque el penal absolutamente falso -de Neill a Grosso- que inventó el pito español Luis Medina Cantalejo da la sensación de que acá se "cuecen habas con agua turbia". O la señora Fifa anda metiendo las manos -como en Francia '98 los favoreció o en Corea-Japon '02 los mandó para Roma-, o las mafias del Calcio ya extendieron sus tentáculos al continente. O simplemente este es el mundial que pasará a la historia como el de los malos arbitrajes.
Fue un partido malo en toda su extensión. No había señales de que algo extraño o anormal pudiese suceder sin que fuera en el tiempo de alargue pero el hispano definió un choque que no tenía desequilibrio claro. Es más, los italianos se encomendaban a San Gennaro rogando porque su selección obtuviera el paso a los cuartos de final sin sufrir el vía crucis del alargue. Y tanta vela prendida causó efecto. Penal brujo, Totti se encargó de batir a Schwarzer de la única forma que se veía posible. Aunque algunos esperábamos que fuera en igualdad de condiciones, o sea, con cinco para cada uno.
Lippi asumió por Italia las cuentas pendientes que tenían con Guus Hiddink. Y las arreglaron de la misma manera que se contrayeron en su momento. Hace cuatro años, un referato tan extraño como este dejó a los tanos afuera del mundial asiático a manos del anfitrión, Corea del Sur. Su entrenador era el holandés. Cuando pensábamos que la azzurra salía a demoler a Australia, un tozudo pero inexperto rival, nos encontramos con que de no ser por el cobro, la llave se definía quien sabe cómo.
Italia sigue mostrando lo mismo. Un arquero sólido, una defensa que no se complica, un mediocampo de poco fútbol y delanteros incapaces de hacer la décima parte de lo que muestran en el competitivo Calcio. Hoy lo ganó cuando estaban más que complicados. Cómo para pensar mal.
Ahora enfrentan a Ucrania y uno no sabe qué pensar. Porque los norteños son tan discretos que me da la impresión de veré triunfar nuevamente a la fórmula Lippi, supuestamente más ofensiva pero que revisa las páginas señeras del fútbol itálico. Sin sorpresa, haciendo el gol y aguantando. Con ese mísero recurso pueden llegar a semifinales. No sería extraño.
Suerte para nosotros dentro de todo lo malo. De llegar allí se toparán con Alemania o Argentina (que injusto que uno de esos se vaya cuando han entregado más que el resto). De esa batalla, los italianos no salen vivos ni con el árbitro vestido de azul ni con San Gennaro como centrodelantero.

7 Comments:

At junio 26, 2006, Blogger Futbolero_mayor said...

Verdaderamente extraño el cobro...

 
At junio 27, 2006, Blogger Milana said...

La solución goleadora de Italia es Pippo.

 
At junio 27, 2006, Blogger Cristian said...

Una vergüenza, así de simple. Sigo apoyando a Italia, pero ojalá deje de pasar las fases de esta forma.

 
At junio 27, 2006, Blogger CERATIEGO said...

Más arreglado que la yegua del toni. Italaia parece que no se pilla con Argentina o Alemania hasta la final

 
At junio 27, 2006, Blogger Bea said...

si eso fue penal... yo soy colorina... raro por decir menos

 
At junio 27, 2006, Blogger Satelito said...

Jajaja, rei con tu columna y rei con Bea. No eres colorina????

 
At junio 30, 2006, Blogger Bea said...

jajajajajaj... no, tengo el pelo de "color caoba" o eso dice mi madre... segun yo, es cafe con sus reflejos naturales rojizos....

 

Publicar un comentario

<< Home