jueves, mayo 11, 2006

Que diez años no es nada




Por El Fanatinche (Ricardo Pinto N.)
Recuerdo aquél otoño de 1996. Salimos en la noche, sin boleto, ni entrada. Teníamos la ilusión y hasta la certeza que por única vez veríamos a la "U" en instancias tan definitivas. Los procesos son lentos, requieren de trabajo y algo de suerte. Pero sobretodo convicción. Esa noche, el River de Ramón Angel Díaz, con Ortega, Crespo, Sorín y Francescoli estaban al frente. Los nuestros, con un equipo armado por años, que retomó la gloria después de mucha espera. Salas, Vargas, Traverso, Valencia y el "Leo" Rodríguez llevaban las banderas azules.
Valió la pena viajar de pie toda la jornada para ver apenas un empate. Pararse en la entrada del estadio por un ticket a las 8 de la mañana fue un detalle apenas para mi "yunta" universitario, Fabían Bravo, partner de tan gloriosa ocasión. Llegó tanta gente que eramos privilegiados de alcanzar un cupo en esa semifinal de lujo. Al salir, cabecillas de "Los de Abajo" organizaba un viaje baratísimo en bus para presenciar la revancha en Buenos Aires. Demasiado tentador. La "U" finalmente quedó eliminada en ese enfrentamiento que todos recuerdan por el descaro de Rodas y la paliza cobarde que sufrieron quienes osaron atravesar la cordillera.
Ese River fue campeón al igual que en el ‘86. Dicen que en este ‘2006 van otra vez por renovar la tradición. Claro, a no ser que se les atraviese un soldado que salió herido pero no muerto de esa pequeña batalla. Al campeón chileno de ese entonces lo adiestraba un tipo desconocido en estas latitudes: Miguel Angel Russo.
El correctísimo estratego dirige hoy con éxito los destinos futboleros del Velez Sarfield de Argentina. Cuando estuvo en Chile se ganó el respeto y admiración del medio por su hablar meticuloso y su profesionalismo a toda prueba. Nunca una denuncia, nunca una polémica. En "El Fortín", asumió en plena crisis deportiva y llevó rápidamente al club de Liniers al sitial que sólo conoció con nombres de fuste como el de Marcelo Bielsa o Carlos Bianchi.
Como para confirmar aquello de que la vida tiene muchas vueltas, Russo aparece hoy como el cerebro de un proyecto que tiene en la mira la ansiada Copa Libertadores de América. No sólo es la amenaza latente para River sino que ya logró dar el primer golpe en la llave de la muerte de cuartos de final, que los hace enfrentarse al temido Chivas de Guadalajara, verdugo de Colo Colo este año y del multicampeón Boca en el anterior. Y quiere ir por más.
Velez está invicto, despachó sin contemplación a Newell’s goleándolo a domicilio, ofrece una juego ofensivo letífero encarnado en la habilidad de Gracian, la potencia de Lucas Castroman y la definición exquisita de los hermanos Zárate. Su rendimiento defensivo es tácticamente óptimo, con Somoza como portentoso líder y Gastón Sessa en última valla infranqueable. Son candidatos desde el comienzo de la copa pero el favoritismo lo ganaron a medida que se jugaban las fechas.
De seguir avanzando, Velez sólo se encontraría con River en una eventual final del principal y más respetado torneo de clubes del mundo. De darse esa eventualidad, estaré hinchando como muchos en este país porque Miguel alcance el logro que el destino le arrebató de las manos hace diez años. Cuando tenía a su cargo al mejor equipo de la competencia. Cuando le robaron un partido que no tenía por donde perder, nada más que por sentarse en la banca de un club de menor tradición que el rival de turno.
Esta vez es distinto. Ocupa el lugar al que pocos llegan. Tiene el respeto y el reconocimiento de todos. Y en honor a la verdad, si el resto de los participantes no quiere jugar su opción en algún estadio foráneo, créanme que es en el José Amalfitani. Alguna vez tendrá que romperse esta leyenda riverplatense de los años terminados en "6". Si alguien la va a aniquilar, quiera el destino que sea Russo. No veo manera más ideal de vengar la afrenta.

12 Comments:

At mayo 11, 2006, Anonymous Anónimo said...

Este es otro chuncho frustrado no más. Colo Colo es el único capaz de traer la copa a Chile

 
At mayo 11, 2006, Anonymous Anónimo said...

Adonde la viste. River era mucho mejor equipo que ese de la U. Todavia andan llorando. Por hueones les pegaron en Baires

 
At mayo 11, 2006, Blogger Futboleros said...

Bueno, imagine que el post iba a generar la respuesta inmediata de los colocolinos. Igual, nadie niega los méritos albos. No nieguen que ese año todos aseguraban que el campeón era chileno

 
At mayo 11, 2006, Blogger Futbolero_mayor said...

Que aventura ¿no? Ya vendrán tiempo mejores, compañero.

 
At mayo 11, 2006, Anonymous Anónimo said...

La U de ese año era un equipazo. Perdió la copa acá porque de haberle ganado a River, ni con "Robas" se los echaban al saco en Argentina

 
At mayo 11, 2006, Anonymous Anónimo said...

Russo es rebuen entrenador. Ojalá sea campeón porque a Velez lo han saqueado bastante en los últimos años.
Hablen de los equipos de la zona eso sí, que deben plata por montones.
JULIO F.

 
At mayo 11, 2006, Anonymous Anónimo said...

Buen post, me trajo recuerdo. Ojalá que la U tenga nuevamente la posibilidad de jugar instancias tan importantes y con equipos tan estelares.
Saludos. Pablo, Sn Pedro

 
At mayo 11, 2006, Blogger Satelito said...

Que la gane cualquiera menos River. Les ha tocado papita hasta ahora. Si los agarra Estudiantes capaz que se queden en semifinales. En el Centenario de Quilmes estan cayendo todos.

 
At mayo 11, 2006, Blogger Miguel Ocares said...

Algún día seremos los campeones del mundo. Les vamos a ganar hasta a Sao Paulo con Pelé, Romario, Ronaldinho y Pinilla nacionalizado brasileño.

 
At mayo 12, 2006, Anonymous Anónimo said...

La "U" del 95 era el mejor equipo chileno quese vio en cancha. Si hasta Boca con Maradona incluído vinieron a jugar un amistoso y lo perdieron.
Ahora, no creo que Velez juegue la final con River porque River no fue capaz ni de ganarle a los paraguas del Tata Martino.
Gran blog, saludos
Jaime

 
At mayo 12, 2006, Anonymous Anónimo said...

Velez Sarfield es candidato pero no se olviden de que está jugando Sao Paulo la copa también.
Esa sería una gran final como hace años no tiene la Libertadores (desde Boca contra Once Caldas)

 
At mayo 12, 2006, Blogger CERATIEGO said...

Ya la van a ganar, compañero. Por lo menos este año celebra a Russo porque River no tiene por donde hacerle collera

 

Publicar un comentario

<< Home