viernes, mayo 26, 2006

Clausuremos la "casa de huifas"





Por El Fanatinche (Ricardo Pinto N.)
No hay jugador irremplazable. A partir de esa premisa se acabarían las polémicas absurdas e históricas en el fútbol chileno. En esto de mujeres en las concentraciones, indisciplinas varias, salidas regadas en alcohol y cosas afines se han cocido habas hace mucho rato y en todos lados. Uno de los ejemplos que más recuerdo -por sus implicancias vitales en su mal rendimiento futbolístico del debut- fue la marginación de Claudio Paul Caniggia días antes del primer partido del campeón del mundo en Italia ‘90. ¿La razón? Carlos Bilardo lo encontró fumando un cigarrillo en la habitación del hotel. Lo dejó afuera de la citación aún pese a los reclamos de Maradona.
Nuestra historia pasada y reciente también sabe de sucesos similares. Las andanzas de la selección del ‘82, los evidentes escándalos de Cucuta con Zamorano como abogado del diablo, "las noches de copas" de varios dirigentes con viáticos de la ANFP, las tomateras de Pinilla -con la oposición férrea de Salas y David Pizarro- o las lucecitas roja de Millar, Contreras y Valdés en Franklin son sólo algunas de las tantas conocidas. Más son las que se hacen y nunca se saben.
Por estos días premundialeros surge nuevamente el debate sobre la necesidad de abstener o liberar sexualmente a los jugadores participantes. Hasta el inmoral de Pelé cree tener cartas en el asunto pero la verdad es que los procesos disciplinarios son distintos y ajustados a cada realidad. Y, siendo francos, un revolcón más no te condiciona para jugar bien o mal.
Sin embargo, este último precepto acerca de la necesidad de generar pautas en el comportamiento de un grupo condena y justifica la fuerte sanción que Nelson Acosta dejó caer sobre los currículos de Reinaldo Navia y Mark González por ingresar "visitadoras" a la habitación de la concentración en Dublín. Se dijo hasta la saciedad que la "tontera" colectiva -que nos tiene sumidos en una fantasía mediocre dentro del espectro futbolero- había que eliminarla de cuajo. Los jugadores afectados pagan los platos rotos por tanta costumbre licenciosa y silenciada de años.
Por más que los futbolistas sean tipos rodeados de glamour deben aprender a situarse en su verdadera realidad. Ellos están para chutear un balón hacia el otro arco y tratar de hacerlo lo mejor posible. A partir de esta reflexión, el único pretexta esbozado por los culpables -eso de que "acá me conocen bastante y me pidieron autógrafos"- queda sepultado de golpe y porrazo. Mark tiene que aprender a tirar bien los centros antes de creerse estrella con fuero indisciplinario. Y Navia tendrá que aceptar que su historial ya tiene bastantes indicios de malas acciones en la hoja de vida. Nada los exculpa, ni nos hará dejar de dudar sobre su profesionalismo
a carta cabal.
El tema es fuerte pero tampoco se trata de la socapa para ver muertos cargando adobes. La postura de Reinaldo Sánchez -acerca de que los sancionados quedan fuera de la selección para siempre- es un lujo que no nos podemos dar en este país. Que "Don Choco" no se meta, deje que Acosta se haga cargo. Usted, Mister Sánchez, hágase una introspección primero y si aún tiene cara, venga a dictar cátedra de comportamiento.
¿Se divide el plantel en miras de lo que viene? No. Por más que no estén de acuerdo, la actitud de Acosta deberá sentar un precedente sobre doctrina y manejo de grupo en los procesos futuros de "la Roja". Y al que no le gusta, que agarre su piscola y sus condones y se vaya a molestar a otro lado.

11 Comments:

At mayo 27, 2006, Blogger Miguel Ocares said...

A mierrrr. Golpeó lamesa como Don Choco. Lo de los condones lo encontré ordinario, yo habria dicho profilacticos, jajajaja

 
At mayo 27, 2006, Anonymous Anónimo said...

Ojalá que sirva de escarmiento para que nunca mas haya este tipo de escandalos en el futbol chileno. Los futbolistas tienen que dedicarse a hacer su pega, asi como cobran los premios después
Beto, Thno

 
At mayo 27, 2006, Blogger Bea said...

te apoyo absolutamente. que falta de profesionalismo mas grande de su parte. donde esta la disciplina?... no hay, y por eso no estamos ni estaremos en mucho tiempo en el mundial...

 
At mayo 27, 2006, Anonymous Anónimo said...

Lo de la piscola y los condones me parece un poquito fuerte y fuera de lugar de su parte señor Pinto. me extraña de usted

 
At mayo 27, 2006, Blogger Futboleros said...

Me mal interpreta entonces. Las cosas "al pan pan, al vino vino"

 
At mayo 27, 2006, Blogger Miguel Ocares said...

Oye, y si apostamos la plata o el asado a quien llega más alto, Argentina o República Checa?

 
At mayo 27, 2006, Blogger Satelito said...

Muy buen post. Hoy día marco presencia para que no me echen de menos
Lorenzo Lamas

 
At mayo 27, 2006, Blogger CERATIEGO said...

Que antiguo eso de "la casa de huifas". Igual, el fútbol chileno es una casa de huifas, efectivamente, jajajajaja

 
At mayo 27, 2006, Anonymous Anónimo said...

Oye Pinto, no te entendí. Es buena la canita al aire o es acto de indisciplina? Ahh??

 
At mayo 27, 2006, Blogger Futboleros said...

¿Y tienes plata para pagar una puesta así (Argentina o Rep. Checa)? Apuesta aceptada!!! Los términos y plazos de ella se arreglarán fuera de este blog eso sí y sin ningún atisbo de publiación o mofa a travñes del sitio.
La publicidad de estas cosas es como el germen de la farandulitis. Eso de andarse mostrando, mmm, no pasa na'.
Pdta: Ahora andas aprovechándote de los amigos de otros blogs (como el de Melipilla) para jotear a sus chicas. Te pasaste. El diablo con meningitis no es nada al lado tuyo.

 
At mayo 28, 2006, Blogger Homero J.Simpson said...

Una verguenza lo que pasó, donde quedó el profesionalismo y el amor a la Roja. Una pena lo de Mark González, hay que ser bien pelotudos para hacer lo que hicieron. Igual yo creo que se va a venir el perdonazo, en el futuro, y no está mal, siempre debe haber segundas oportunidades, de ahí no pasa eso sí.

Saludos

Homero J.Simpson desde Stgo

 

Publicar un comentario

<< Home