lunes, mayo 15, 2006

Abogados del diablo



Por El Fanatinche (Ricardo Pinto N.)
Hace un año escribía mi primera columna de opinión en un destacado medio de comunicación regional. Una crítica rusiente, directa y acusatoria hacia el servicio militar y las consecuencias que terminan en tragedias como la de Antuco, la que pronto cumple un año. El editor (como les odio, sobretodo a los que no tienen idea) señaló que señalada construcción carecía de fundamento, que el servicio militar no era un elemento negativo y mal aplicado. El tiempo y los antecedentes recopilados por el país en general me dieron la razón. No es jactancia. Es simplemente una demostración de que el sistema a veces avala lo detestable.
Cito el ejemplo anterior porque Cristóbal Araneda sostenía una tesis interesante: La necesidad de sentir que las redes que protegen la sociedad cumplan sus funciones a cabalidad y protejan al resto de los ciudadanos honestos que deambulamos por la calle sin hacer males certificados. Hoy las noticias nuevamente nos dan ejemplo de cómo se "premia" a los delincuentes en este país. En su momento, y días después de la ocasión en que Benjamín Vásquez, un sedimento humano sin conciencia básica y amparado en una camiseta de fútbol disparaba a diestra y siniestra por la calle matando a una joven madre también me encontré con personas que refutaron mi tesis publicada -en el mentado medio- de acabar de una vez por todas con las barras bravas. Y con ello, su mala copia aplicada en Chile.
Me parece inaceptable que haya gente que salvaguarde los malos actos haciendo vista gorda de los abusos. Resulta que este "pendejo" que hoy camina de cabeza gacha por el mundo recibió la siguiente pena por homicidio calificado y porte ilegal de armas: tres años y un día.
Sabemos que eso es una pena menor. ¿Por un asesinato a sangre fría? Menos mal que "las instituciones funcionaban en Chile". Muy bien, es cierto que los estándares de rendimiento del Poder Judicial son harto malas. Ni hablar de la escandalosa, lenta y lamentable aplicación de la Reforma Procesal Penal que enfrenta irreconciliablemente a los antiguos con los nuevos abogados.
Lo malo del cambio de un régimen militarizado a la democracia del pueblo es que nuestra incultura choca con la aplicación general del sentido común en todas las áreas de la sociedad. No se puede castigar con tan poco a un asesino de sangre fría, por más que su intención no haya sido matar a la mujer. Su intención era asesinar a un integrante de la barra contrincante. Esa gente no puede andar en las calles. Pero si dejan libre a un adolescente que entra a un colegio escopeta en mano, mata a otro concientemente -y por celos- en el patio del establecimiento y sale del tribunal sin un rasguño legal, qué más les podemos exigir por este otro asesino maldito que casi "se las llevó peladas".

9 Comments:

At mayo 16, 2006, Anonymous Anónimo said...

Oiga pero para que se pone tan violento con el poder judicial. Mire, imagínese a la jueza Chevesich en pelota bailando arriba de las mesas, ahhh. ¿Cómo estamos Ramos?

 
At mayo 16, 2006, Anonymous Anónimo said...

A ese gil había que matarlo, no ve que era de Colo Colo. Ya con eso tenía perpetua y con el crimen, muerte no más.

 
At mayo 16, 2006, Blogger Miguel Ocares said...

Pucha Pinto, ahora te agarraste con los milicos y los abogados. Antes los periodistas. Te voy a echar a "La Fiera" a ver si eres tan chorito.

 
At mayo 16, 2006, Blogger Satelito said...

Buen aporte pero lamento decirte que estás pidiendole peras al olmo

 
At mayo 16, 2006, Blogger Futboleros said...

Ocares, preocúpate de tus líos con los lectores mejor.

 
At mayo 16, 2006, Anonymous Anónimo said...

Que falta de respeto con la jueza Chevesich. Igual es rica la vieja

 
At mayo 16, 2006, Anonymous Anónimo said...

A ese gallo había que llevarlo al estrecho de Magallanes y tirarlo con los indonesios que botaron al mar

 
At mayo 16, 2006, Anonymous Anónimo said...

Tres años, una burla pero que le pides al poder judicial. capaz que si lo llevan al Congreso en el hueón sale libre y con plata en los bolsillos.

 
At mayo 16, 2006, Blogger Homero J.Simpson said...

De los comentaristas del blog, debo ser el único que conoce el sistema judicial por dentro, o por lo menos cree conocerlo. El problema en todo caso, en esta causa y en muchas más no pasa ni por los jueces ni por los abogados (que defienden a criminales en pos del debido proceso), sino por las leyes y sus enormes vacíos legales que obligan a dejar en libertad a muchos... Bueno el tema da pa largo, es cuestión de ver los que dictan las leyes, y hay muchas otras causas, pero por ahora dejémoslo ahí no más.

Saludos

Homero J.Simpson

PD: Que buena película es Abogado del Diablo, la he protagonizado varias veces, jajajaja.

Saludos

 

Publicar un comentario

<< Home