miércoles, abril 19, 2006

Faltó hambre para tanto banquete


Por Futbolero Mayor (Hugo Merino N)

Se perdieron la posibilidad de reverdecer laureles como en los '70. Se farrearon la oportunidad de hacer historia derrotando a un equipo brasileño en su propia cancha y con un desafío milagroso en la retina. Ni hablar de lo diezmado y relajado que entró el cuadro local, el que, digámoslo, no era nada de invencible que digamos.
Queda la sensación de que Unión Española se despidió de la Copa Libertadores la semana pasada, cuando tras el martilleo inclaudicable del equipo rojo en sus pastos frente al Newell's de Nery Pumpido, mostró las deficiencias históricas de los equipos criollos y regaló en los últimos segundos (con aquél mortal contragolpe de Steinert) un marcador que tenía asegurado. Y esa sensación persiguió a los hinchas hispanos durante todo el desarrollo de la copa.
Pirmero, porque durante las primeras fechas le costó entrar en competencia. Típicamente chileno. Segundo, porque no aseguró los puntos que debía segurar jugando de local. Típicamente nacional. Tercero, porque tuvo la suerte para encontrarse hasta la última fecha con vida en una competencia donde nunca tuvo real pulso. Muy típicamente nuestro.
Si usted vio el partido entre los de Carvallo y el Goias concordaremos en que a Unión le faltó hambre. En que, salvo los arranques endemoniados y llenos de ambición de Manolito Neira y el vertiginoso ritmo de la última línea para propiciar la salida rápida, el representativo nacional careció de alternativas para sobrepasar a un ordenado rival que jugó sin ningún compromiso. pelotazos frontales del "Coto" Sierra y nada más. El libreto es más antiguo que el hilo negro.
Nada que ver con la notable disposición de Newell's, que sabiendo que contaba con los puntos necesarios como para forzar la clasificación entró a la cancha del Parque Independencia a barrer con las ilusiones del The Strongest y de paso, para asegurar cualquier atisbo de resultado favorable. Lo logró y su parcialidad celebró como si hubiesen ganado la Copa. Es que eso es pasión. la misma que le faltó a los nuestros. Porque ganar no era para nada un imposible. Sólo era cosa de convicción.

5 Comments:

At abril 20, 2006, Anonymous Anónimo said...

Chaoooooooooooooooo no más. Por andar especulando, ahora tiene 22 años para seguir especulando, jejejejeje

 
At abril 20, 2006, Blogger Miguel Ocares said...

Tatita, no se nos ponga triste, no ve que con el frío le puede venir la siática.
Vayale tranqui, no ve que usted ya sabía que los chilenitos se iban para fuera. No sea mal genio

 
At abril 20, 2006, Blogger CERATIEGO said...

Cabros, yo creo que no había mucho que hacer. La unión no tenñia equipo para más. Nunca hizo un buen partido en la Libertadores y tampoco encaró el torneo con reales posibilidades. Era esperable que se quedaran afuera.

 
At abril 20, 2006, Anonymous Anónimo said...

La Unión armó tremendo equipo y ni siquiera le sirvió para pelear el campeonato nacional. Deberían echar a todos lo paquetes que llegaron a "reforzar" el equipo, como los que se apitutaron del Conce y jugaron dos minutos, si es que jugaron.

 
At abril 20, 2006, Blogger Futboleros said...

Unión si que demostró que no tiene ningún talento. Estos estaban vivos porque la calculadora del fútbol la inventaron en Chile no más.

 

Publicar un comentario

<< Home