sábado, agosto 26, 2006

Super repaso















Por Satelito (J. C. Araneda)
En todos lados hay periodismo exagerado. Dicen que la derrota del Barcelona ante el Sevilla, en el primer partido exigente de la temporada, y nada menos que por la final de la Supercopa (Campeones de la Champiosn y la UEFA) viene a encender las alarmas. Nadie ofrece razones de peso para tal aseveración.
Yo creo que hay epidermis delicada no más. Que el Sevilla le dio un super repaso en la final jugada en Mónaco no tiene ningún otro antecedente, ni asidero más simple que entender que los mejores también pierden. Se habla de una boleta de proporciones que viene a demostrar que la receta de Rijkaard está obsoleta. Me parece apresurado y hasta irrisorio. Si vuelven a jugar unos diez partidos podría apostar que el Sevilla no gana ni el tercio de ellos.
Fue un planteamiento perfecto pero nada de extraordinario el del actual monarca de la Uefa, con Polusen como pilar yendo sobre los hombres que había que controlar (Xavi y Ronaldinho) y una línea defensiva preocupada de salir a presionar fuera del último tercio a Messi y Eto'o. Pinchándole balones a los que salían desde atrás y madrugando a sus lentos defensas (que son buenos atacando balones divididos pero en el quite contra un rival en velocidad son pasables), el Sevilla tenía claro que si aprovechaba de anotarle a su rival podría quedarse con la corona del viejo continente. Lo logró a los seis minutos cuando aprovechó la mala jornada de Valdés en el arco. Luis Fabiano se encargaba de encabezar los ataques y los demás llegaban a finiquitar (como Renato en el uno a cero) soportando así cualquier medida de fútbol atildado y paciente del Barca. Jugar con la ansiedad del azulgrana era la idea. Y lo consiguieron.
Más allá de que Kanouté o Maresca con un penal en el final marcaron una diferencia marcadísima, lo cierto es que este fue un triunfo de Juan De Ramos sobre Rijkaard. Acá no hay alarmas, si Eto'o siguió llegando a líneas ofensivas como lo hará durante el año, Ronaldinho mostró destellos Y Messi fue peligroso.
Simplemente, no se puede ganar todo. Para ganarle a Barcelona hay que jugarle igual que el Sevilla en Mónaco. ¿Podrán todos? Yo no creo que todos los equipos estén en condiciones de dar este super baile de estrategia futbolera como el sevillano del otro día.

3 Comments:

At agosto 26, 2006, Blogger Eduardo Medina said...

Solo vi pasajes del partido.. y como tu dices, hasta los mejores pierden, eso es cierto... yo pense que la prensa era hueona solo en Chile, pero parece que hay en todo el mundo...

 
At agosto 27, 2006, Blogger Beto_Torres said...

No lo vi, estaba en la pega. Pero decir que el Barcelona se viene a pique porque perdió una final es como decir que Mradona no fue el mejor porque se piteó algún penal pues. Usted no lo pudo enrostrar mejor.

 
At agosto 28, 2006, Blogger Miguel Ocares said...

Nooo, Ronaldinho se calienta un poquito y el Barca gana todo de nuevo...

 

Publicar un comentario

<< Home