sábado, julio 08, 2006

Ser tercero no es perder











Por Satelito (J.C.Araneda)
Cuando digo que fue un partido parejo, créame que de verdad lo fue. Es más, de existir una proporcionalidad entre la posesión de la pelota y el resultado final, el partido lo ganaba Portugal. Tuvo más tiros al arco, fue tremendamente superior en el primer tiempo y todos esperábamos que en el segundo completara la faena inconclusa. Pero Bastián Schweinsteiger se vistió de superhéroe, o más bien de "Chapulín Colorado". A esa altura nadie contaba con su astucia.
Alemanes y portugueses se disputaron en cancha la siempre mirada en menos medalla de bronce. De todas formas, el local tenía la obligación de dejarla en casa y no defraudó. Fue el justo premio de consuelo para un equipo que partió jugando con la reticencia de su gente y esta noche de Sttutgart salió entre vitores por la meta alcanzada. Llegaron más alto de los que sus propios compatriotas esperaban.
De alguna forma, en cambio, si uno analiza los partidos jugados por el elenco lusitano, irremediablemente llega a la conclusión de que fueron mezquinos desde el primer día. Nunca arriesgaron más de lo normal y por eso, cuando te toca un rival tan pragmático al frente (como los franceses en la semifinal o los germanos hoy) terminas pagando tributo a tu poca efectividad en el arco contrario. Te los hacen en el tuyo, para ser más claros.
El tres a uno de hoy sólo se entiende por la fina punteria del bombardero Schweinsteiger que desde el inicio de la segunda parte puso diferencias en el marcador. Hizo dos y provocó un autogol, todo por su audacia de rematar a distancia, viniendo siempre por el lado derecho de la zaga rival (error que Scolari no pudo corregir por querer ir al frente) y encontrando floja resistencia de la defensa granate y el portero Ricardo. Así se sentenció la brega.
Fundamental fue la desición de Klinssman y Scolarri de dejar fuera a sus máximos referentes. Tanto Ballack como Figo se quedaron en la banca (el segundo entró y marcó diferencias de inmediato) y el partido se movió entre la inconsistencia de grandes nombres como Klose (goleador del torneo), Podolsky (Figura joven Fifa del mundial) o Cristiano Ronaldo y Decco por contrapartida. Sólo destacable el gesto de Jens Lehmann de ceder la titularidad al desplazado Oliver Kahn en la valla teutona (mejor jugador del mundial anterior), lo que se vio refrendado en la excelente actuación del golero símbolo del Bayer Münich.
Alemania se retiró entre aplausos y Jurgen Klinssman le tapó la boca a muchos con su nuevo estilo de imponer algo de "color" a un fútbol alemán que siempre se caracterizó por lo serio y hasta frío. Portugal terminó de ser una promesa, su generación dorada marca el adios sin poder revalidad el título mundial juvenil en los '90, aunque también llegaron más alto que otros que hace semanas superaban sus expectativas como Brasil España, Argentina, Inglaterra u Holanda. No se pueden quejar.

8 Comments:

At julio 08, 2006, Blogger Milana said...

Alemania fue digno y El Mono Rubio fue mejor que unos cuantos que vi.

Mañana la finale a las 14:00 hs

 
At julio 08, 2006, Blogger CERATIEGO said...

Atajó harto el Orangután. Mañana Italia la levanta y a Zidane lo dejamos caer

 
At julio 08, 2006, Blogger Milana said...

Ya deben tener listoco el sobre... con el botín de oro

 
At julio 08, 2006, Blogger Catalina_Araneda said...

Que lindo escribe mi hermanito. Ves que podía ingresar a Blogger.

 
At julio 08, 2006, Blogger Ripne said...

Alemania hizo bien su pega dentro como fuera de la cancha. Uno de los mejores mundiales que he visto.
¿Sorpresa familiar?

 
At julio 09, 2006, Blogger Miguel Ocares said...

Falto Ballack

 
At julio 09, 2006, Blogger Milana said...

Klinsmann podría ser el nuevo tecnico de USA

 
At julio 09, 2006, Blogger Flaco Grilli said...

yo creo w hay q matar a todos estos weones.

 

Publicar un comentario

<< Home