jueves, julio 19, 2007

La inefable "condición"





Por El Fanatinche (Ricardo Pinto N.)

Lo sabíamos todos. Se dijo en la transmisión, en los días previos, en las conversaciones de pasillo. ¿Y alguien me va a convencer que en el seno de la selección no lo sabían? Sería absurdo. Todo aquél futbolero con los cinco sentidos en esta semifinal conocía el factor "camiseta", el elemento "tradición", la necesidad de concentrarse en los 90 minutos más importantes de sus jóvenes carreras, en no salir se del libreto. ¿O es que acaso el libreto no fue el correcto?
Yo creo que se les dijo todo. Que su problema fue mental y que no es atañible a Sulantay o incluso al discretísimo árbitro Wolfwang Stark, en quien podría escudarme y refrendar mi Teoria del Arbitro Saquero, sitúandolo de acuerdo a esa descripción en caterogia tres. La sustancia del asunto, la explicación de la derrota chilena en Toronto es anterior. Si antes dije que de estos se podía esperar cualquier cosa porque no jugaban como chilenos, hoy lo mantengo aunque para nuestra desgracia la inmadurez clásica nos ofreció ingrata visita.
Es tremendamente simple explicar la derrota de hoy. No hay que darse vueltas en que nos midieron con distinta vara, en que estábamos con menos fiiguras de las que dispusimos antes o en que el rival siempre nos gana. Como el entrenador ecuatoriano señaló célebremente tras su derrota ante Chile en la Copa América "hay partidos que gana el rival y hay otros que lo pierde uno". Hoy, el parejo pero nada extraordinario once albiceleste se encontró con un rival pasado de revoluciones, sobrecargado de una presión injustamente traspasada por los medios, el ambiente, el hincha. Y hasta quizás por ellos mismos. La necesidad de romper con la historia. Sepan que la ansiedad siempre te juega en contra.
Tengo motivos para creer que hoy equivocamos el camino. No era Chile el encargado de tomarse el partido a mil por hora. Había que bajar las pulsaciones, salir a evitar el roce de los argentinos y quitarles la pelota arriba, sin respeto alguno. Pero el equipo se replegó al principio, dejó un punta inservible sin alimentadores y se dedicó a aplicar el mismo libreto que contra Nigeria en el alargue. Craso error. Este contrincante funcionaba en base a la rotación de pelota, no se podía hacer la misma tarea. Había que marcar en zona adversaria, apurar, había que robar protagonismo de entrada, con la pelota en los pies, con el sistema ofensivo -Carmona y Medina por ejemplo-, no entrar en la lucha con el bolquillazo y el juego de la agresión...
A los argentinos les dicen desde divisiones menores que a Chile se le gana con la camiseta. Saben que tienen paternidad y es parte de la charla técnica el dar ordenes específicas para buscar a ciertos jugadores, para aplicar estrategias específicas, para confiarse en la débil costumbre psicológica del rival en istancias superiores. Para cargarlos como se dice.
Resulta que hoy La Roja cayó en el juego sucio rioplatense, el de un seleccionado que era ganable a todas luces, que tiene dos o tres figuras de nivel y de las cuales la mejor ni siquiera funcionó. De un elenco que seguramente era permeable atrás. ¡Vaya a saber uno! Las pocas veces que se intentó hubo nervio en el área trasandina. Los miramos muy por encima del hombro. El respeto quizás no estaba de manera explícita pero se notó siempre. Por eso se contestaba cada agresión verbal, por eso se entraba con más vehemencia de la necesaria, por eso se reclamaba cada cobro del árbitro como si fueran más fundamentales que el partido en sí.
Quiero volver al principio. A que la falla de hoy es anterior a la jornada misma. Los medios faranduleros dando vuelta, un entrenador que no logra convencer a sus jugadores que lo importante no son las circunstancias del partido sino el resultado final, que las agresiones son parte del antireglamento y hay que dejarlas de lado o manejarlas a discreción, que aunque el árbitro sea bochornoso y no vuelva a arbitrar en su vida -por la pifia generalizada, la escandalera y la huída final de seguro a señora Fifa lo borra de sus datos como a Bouchardeau en clara alusión a su limpieza de imagen cooporativa- es quien manda y la cabeza debe estar fría, que en el fútbol es menos importante el físico, la disposición y las velocidades que el balón mismo, que esto se gana con la pelota en el arco contrario y para ello hay que acercarse... O nos convencemos o nunca vamos a ganar una semifinal aunque sea contra Uzbekistán.
No es culpa de esta generación, Tipos como Suárez, Larrondo, Toselli, Martínez, el mismo Medel o el sobre acalorado Vidal -que de seguro aprenderá esas lecciones en la disciplinada Alemania- deben empezar a brillar en la cancha por su apego al buen libreto, porque el fútbol es una cuestión de equipo. Hoy estábamos divididos, los de bajo perfil, los de alto perfil, los que tenían revanchas personales, los que estaban pasados de revoluciones, los que no encontraban lugar en un esquema tan equívoco... Chile hoy careció de ideas y pese al esfuerzo constante, en términos futboleros se regalaron ante un rival que supo sacar las mínimas ventajas en momentos claves.
Para aprender entonces. Si surge alguna próxima oportunidad, que nadie se preocupa del look antes de una semifinal. Que nadie haga contactos llorones con "Pasiones", hable de su vida con reporteros busca rating o juguetee al periodista con las cámaras de enviados especiales. Que nadie asuma el discurso de que vamos a vencer a la historia porque eso es predisponerse a darle connotación mayor a un partido, la que por cierto no debe tener en la cabeza un deportista de elite.
Más que decirles "si le ganamos a Argentina hoy rompemos la mufa" es bueno que los jugadores sepan que, aunque al frente está la selección de Venus, estos eran los 90 minutos en que se necesitaba más concentración que nunca. Charlas en las habitaciones, poco contacto con el medio exterior, llevarles a la familia y armarles un bunker, un oasis, preparar perros de presa para salir a cumplir la misión sin falta de motvación ni ansiedad que valga.
Por eso digo que la culpa no es de los muchachos. Les enseñan de niños que no hemos ganado nada, que los vecinos son superiores, que ante ellos es mejor meterse atrás y jugar al máximo de revoluciones. Que estas son oportunidades únicas. Eso alienta a la desperación. No pido psicólogos dando charlas nauseabundas, pido entrenadores que sepan motivar uno a uno a sus robots. Porque aunque no lo sean, la clave está en enfriales la cabeza sin helarles la sangre.
¿O no han visto como los brasileños aguantan a Argentina, lo contragolpean, le hacen uno, le bailan Sau Sau en la esquina celebrando y les dejan con la moral echa pedazos? Eso es tener táctica y libreto extra. Chile hoy salió de chico a grande. Por eso perdió. Porque le faltó jerarquía.
No se la pidamos a chicos de enorme calidad que son relegados a la banca de sus clubes por futbolistas acabados, por entrenadores ultradefensivos hijos de otros técnicos que jamás ganaron algo, por divisiones inferiores deplorables. Esta es y quedará inscrita como una generación atípica, una superior.
Debemos seguir aprendiendo. De la noche a la mañana no se hacen campeones en un país de perdedores. Es iluso siquiera pensarlo.

17 Comments:

At julio 20, 2007, Anonymous Anónimo said...

qe pena lo que paso , hoy
argenitna gano con la camiseta, y el que mostro mas huevos durante todo el torneo se cago al ver la albiceleste (medel).. no puede ser mas weon este cabro...
por lo menos hisieron un buen torneo, pero la seleccion daba para mas... es increible ver como todavia nos cagamos al ver una camiseta con historia..

HASTA CUANDO POR LA MIERDA!!
ojala todos fueran como chupete.. no se achica ante nadie..

 
At julio 20, 2007, Blogger Alejandra said...

La cuestión es muy simple: dos equipos se enfrentaron y ganó el mejor. Punto.
Todo lo demás son accesorios que se venden por separado.
Lo bueno que tenemos las mujeres es que no nos tomamos estas cosas tan a pecho. Además, ya vendrá otro partido similar y te aseguro que la previa será la misma, contacto con "Pasiones" incluido.

 
At julio 20, 2007, Blogger Waldo_Pedro_R said...

Por eso tiene que llegar un weon como Bielsa. Para que cuando llegue a entrenarlos los jugadores se queden mirándolo y digan "ahhh, mieggg" este weón loco nos va a echar a todos si no hacemos lo que dice, juajuajuajuajua

 
At julio 20, 2007, Anonymous Anónimo said...

LO UNICO QUE PUEDO DECIR QUE ES UNA PENA HABER PERDIDO CON ESOS WEONES QUE NO VALEN UNO PRIMERO POR QUE SON LLORONES Y MAMONES Y NO AGUANTAN NISIKIERA UNA PATADA, Y SEGUNDO POR QUE DE BUENO SOLO TIENEN A MARADONA .......NOSOTROS A MUCHOS MAS...CREO QUE NO SE ACHICARON NI ACHUNCHARON LA ROJA SUB 20 LO QUE LES PASO FUE ,,,,Y PERDON POR LO QUE VOY A DECIR FUE SENTIR EL ODIO QUE SENTIMOS HACIA ELLOS Y LAMENTABLEMENTE NO PUDIERON CONTROLAR ESO....PUCHA CUANDO ES UN JUEGO TAN IMPORTANTE DEVERIAN CONTROLAR LA SENOFOBIA....ODIEMOSLO GANANDOLES....AUNQUE SEA EL TERCER LUGAR SERA BIEN MERECIDO
KENNA

 
At julio 20, 2007, Anonymous ZAVALA said...

CREO QUE EL COMENTARIO ANTERIOR Y USTED, SEÑOR PINTO TIENEN RAZÓN A LA VEZ. HAY UN PROBLEMA DE AUTOCONTROL NO MÁS.
AYER SE VIO QUE ERAMOS SUPERIORES Y LO PERDIERON ELLOS POR UNA COSA MENTAL.
POR LO MENOS TENEMOS GENERACIÓN PARA RATO.

 
At julio 20, 2007, Blogger Miguel Ocares said...

Y pa variar les pegaron a los weones. Mal jugaron, si hubiesen sido más vivos lo dan vuelta pero se abía que si los ches nos hacían uno se acababa el partido.

 
At julio 20, 2007, Anonymous Cristian.... said...

Fue un partido atipico para lo que demostro Chile en todo el campeonato, probablemente por ´´ese mal fanatismo que tenemos los chilenos, ganamos 2,3 partidos y somos los mejores; si hasta la farandula tenia los ojos en canada´´, no faltaran los que diran, era Argentina, claro era argentina, pero una argentina sin su mejor hombre Messi,con un plantes donde lo que mas pesaba, era su ´´camiseta´´; y eso no lo supimos manejar en todo el partido´. Parrafo aparte para el ´´señor Wolfgang Stark´´ si bien tuvo un cometido deprorable, no podemos dejar de reconocer que todos sabiamos que seria asi, si este señor en la copa UEFA tambien arbitro de esa manera,en forma asquerosa...pero bueno. si queremos algun dia llegar a ganar algo hay que superar estas cosas.
Muchachos estamos en frente de una renovacion, de jugadores con hambre de triunfo, de personas que no juegan por dinero...( si ni los viaticos les habian pagado )...pero que aun no superan la deseperacion de jugar por algo grande...si logramos canalisar todo esto en inferiores en la nueva roja, y no partiendo de ¨cero¨como dicen siempre, por al partir de cero se olvidan los errores y asi no se aprende...

 
At julio 20, 2007, Anonymous cristian said...

Otra cosa y lo ultimo para no aburrirlos, es indispensable que tanto la federacion de futbol (ANFP)como el Gobierno EXIJAN una EXPLICACION sobre lo ocurrido pos-partido.

 
At julio 20, 2007, Blogger El Viajero said...

Muy de acuerdo con el acertado comentario. Había confusión en estos cabros "wuenos pa la pelota"... saber que humildad no es lo mismo que apocado... saber que ser grande no es lo mismo que ser conocido... saber que ser campeón es levantar la copa y no haber llegado a semifinales jugando muy bien... saber que un par de buenas pechugas no hacen a una buena mujer para un buen varón... saber que el triunfo se hace con sudor y no con palabras... saber que si te llaman de la TV no siempre es para cosas que te construyen como persona... saber que son deportistas y no vocalistas del grupo de reggeton de moda... saber que las perlas se van al fondo y que la paja flota... saber que es el trabajo arduo y silencioso el que hace triunfadores... en el fondo... les faltaba saber que junto con querer y ser bueno para la pelota es importante tambien, precisamente eso, saber...

CREO DE VERDAD QUE UNA BUENA TERAPIA EN ESTE MINUTO ESPECIAL PARA ESTOS CABROS BUENOS ES NO TRAERLOS DE INMEDIATO AL PAIS SINO QUE LLEVARLOS DE PASADA A LOS PANAMERICANOS Y QUE VUELVAN JUNTO A LA DELEGACION CHILENA... QUE COMPARTAN CON ELLOS... Y QUE VEAN LO QUE EN REALIDAD DA GUSTO...

QUE VEAN COMO DA GUSTO VER LA SENCILLEZ DE ESCALANTE EN LA HORA DEL TRIUNFO... VER LA SIMPLEZA Y GALLARDIA DE LOS CICLISTAS CHILENOS QUE CONTRA TODO PRONOISTICO LES PASARON POR ENCIMA A LOS FAVORITOS COLOMBIANOS... VER LA EMOCIONANTE Y GALLARDA LUCHA DE UNA KRISTEL KOBRICH REVENTADA POR SU SALUD Y QUE IGUAL SE DA MAÑA PARA ESTAR EN SU MARCA Y PELEAR POR UNA PRESEA EN LOS 800... VER LA CABALLEROSIDAD Y CONCENTRACION DE LOS TIRADORES SKIT Y LOS REPRESENTANTES DE LA ESGRIMA... VER LA VERDADERA GUAPEZA CABALLEROSA DEL MEDALLISTA TOMAS GONZALEZ QUE EN MEDIO DE UNA PIFIADERA DE LA TORCIDA BRASILEÑA SACA UN SALTO PERFECTO QUE LO INSTALO EN EL PODIO... APRENDER EL SENTIDO DE EQUIPO QUE RODEA A LOS REMEROS... VER A ALEJANDRA MENA COMBATIENDO EN TAEKWONDO Y COMPRENDER EL VERDADERO SENTIDO DE LA PALABRA BRAVURA...

Y AL REGRESAR... QUE VEAN COMO A TODA ESTA GENTE TRIUNFADORA LLEGA EN SILENCIO Y LOS PERIODISTAS DE VERDAD LES COMENTAN DE SU DISCIPLINA... MIENTRAS ELLOS, TOMAN PALCO EN SQP Y LES PREGUNTAN POR LA MODELO DEL MOMENTO...

A VER SI ENTIENDEN LO QUE SIGNIFICA SER IDOLO DE BARRO... Y LA DIFERNECIA QUE ESO TIENE CON UN VERDADERO CAMPEON

(perdonen de verdad si me extendí realmente demasiado... para mi la exhibición de estos buenos muchachos futbolistas frente a Argentina realmente me hizo sentir lástima y me apenó)

 
At julio 20, 2007, Blogger Cristian said...

Una cosa debo decir: no fue culpa del árbitro.

Otra cosa: Argentina tenía, de lejos, más equipo que nosotros. ¿Alguien daba un peso por Chile después del Sudamericano, donde clasificamos como cuartos?

Una última cosa: Igual duele perder, porque estos cabros venían jugando excelente y daba para soñar.

Saludos.

 
At julio 20, 2007, Blogger Joaco Urrutia said...

Mas que por el peso de la camiseta, nos ganaron por un tema de mayor oficio copero. Tienen mas experiencia en estas instancias, y eso se nota

Lamentablemente, como titula hoy La Cuarta, La farandula metio su cola y nos fuimos por el caño

 
At julio 20, 2007, Blogger Catalina_Araneda said...

Que pena, pero me parece insólito que culpen a la farándula. Los cabros perdieron contra un equipo mejor y punto.

 
At julio 20, 2007, Anonymous Anónimo said...

lesfalto concentracion, un mismo periodista argenitno dijo que a los chilenos los vio demasiado relajados mientras la albiceleste estaba totalmente concentrada en el partido....
y eso sumenle que algunos se cagaron al ver la camiseta argentina.

 
At julio 20, 2007, Blogger CERATIEGO said...

No hay caso, era más fácil ganarle a estos weones pero estos creían que ya los tenían antes de entrar a jugar.
Y el chuchesumadre que arbitro igual calentó el mate, no lo nieges tampoco.

 
At julio 20, 2007, Anonymous Daniel said...

sólo falta que ganemos el tercer lugar y todos los hinchas a plaza itaia a celebrar triunfos morales....nos falta mucho, a los jugadores concentracion y profesionalismo ( seguro los argentinos andaban tiñendose el pelo y hablando con la farandula), a la prensa triunfalista, y a nosotros como hinchas que nos conformamos con tan poco...teniamos todo para llegar a una final y nos cagamos..esa es la verdad , más alla del arbitro. Argentina ganó con la camiseta y oficio nada mas.

LOS TERCEROS LUGARES NO SE CELEBRAN Y LOS SEGUNDOS SE LLORAN!

 
At julio 21, 2007, Blogger León Jessel said...

Qué lamentable como todo terminó. La clave del partido no fue el gol argentino, fue la expulsión de Medel. Esa expulsión nos sentenció a la derrota, argentina solo aprovecho aquel regalo para realizar su juego. Lo peor de todo, y sin desmerecer a Argentina, creo que si terminamos jugando 11 contra 11 le ganamos rotundamente...el equipo chileno era para salir campeón. Va a pasar igual que en la olimpiadas..por el mal accionar de un jugador(Maldonado), solo optamos por la medalla de bronce..cuando debió haber sido medalla de oro segura. Ojala que estos cabros se traigan el tercer lugar...es un buen equipo y no se merecen volver con las manos vacias.

SaluDos RocKeros...

 
At julio 24, 2007, Blogger Beto_Torres said...

Da lata saber que la copa la regalamos nosotros, si las individualidades de Argentina no funcionaron ese día. Una pena.

 

Publicar un comentario

<< Home