jueves, junio 14, 2007

Campeón hay uno sólo









































Por Satelito (J. C. Araneda)

Como ya les conté alguna vez, Román vino por la copa y parece que en el caso de que se regrese a España lo hará como campeón del torneo más tradicional del mundo a nivel de clubes. Como otras veces, siendo protagonista. Boca, con Ford Coppola, Maradona y Juan Luis Guerra viendo el espectáculo más grande del mundo salió dispuesto a sentar la diferencia obvia, la que debe sentar el verdadero Rey de Copas. No tuvo resistencia al frente.
Gremio de Porto Alegre no estuvo a la altura, aún pese a que soportaron al rival y sus embates por las orillas, estrategia que a Russo le dio grandes resultados cuando más lo necesitaba, en los choques fundamentales y apelando a la historia del Boca histórico de Bianchi.
Lo logró en base al tremendo nivel de Juan Román Riquelme, el verdadero protagonista del partido, el líder, el que aparece cuando es necesario y que se dio maña para robarse la película como en Asunción, en la revancha contra el Cúcuta en la Bombonera y ésta vez que nuevamente
impuso su categoría con un gol en el momento justo.
La ventaja de tres goles conseguida por Palacio, Riquelme y Ledesma aparece como irremontable. El xeneise está marcado por circunstancias a la hora de llevarse la copa. Siempre es contra rivales cariocas de renombre, siempre define lejos de casa.
El oficio del equipo argentino deja en la palestra la discusión si a nivel de clubes, los cuadros brasileños que claramente son los mejores del continente son capaces de pelearle la hegemonía al verdadero campéon del continente. El escenario en que se recibió la primera final de la Libertadores da a entender que no hay otro recinto, otro club ni otra realidad que amaine o haga sombra a la cultura boquense. A uno le daba la impresión de estar presenciando una fiesta de fútbol como las de antaño, esas con serpentina, pasión, entrega y más de algún crack en cancha.
Eso vimos. Y ante un partido tan parejo en el papel, apenas basta que sobresalga ese crack para definir la suerte de una
final. Boca tiene a Román y este quiere su segunda oportunidad en el fútbol tras el éxito en el Villarreal que desembocó en líos de ego que lo dejaron fuera de España. Los mismos que en el club dueño de su pase hablaban de la imposibilidad de su retorno ahora deben ver cómo El Torero se transforma en precio para clubes del nivel de Juventus o Inter.
Una muestra de que tipos como estos sí que son de verdad, sólo hechos para las grandes ocasiones.

6 Comments:

At junio 16, 2007, Blogger Miguel Ocares said...

Jajajaja y no se llama Colo Colo, jajajaja

 
At junio 16, 2007, Blogger Waldo_Pedro_R said...

El día más indicado, juajuajua

 
At junio 17, 2007, Blogger CERATIEGO said...

ajajajaja, yo venia a leer al tata cuando vi el título. Deebe andar chupando después de que sufrieron tanto, ajajajaja

 
At junio 17, 2007, Blogger CALIGULA said...

Buen articulo.
Buen blog.

Saludos de Buenos Aires!!!

 
At junio 17, 2007, Blogger RIPNE said...

Estos son de verdad

 
At junio 18, 2007, Blogger Joaco Urrutia said...

El que esta sentado con Macri es Coppola (el cineasta, no el dealer de Maradona)?

 

Publicar un comentario

<< Home