miércoles, junio 13, 2007

Un "Pelado" de los que saben












Por Satelito (J.C.Araneda)

Hay varios entrenadores que llevan el seudónimo de "pelado". Básico si se quiere pero no como para agruparlos en el mismo saco. Mientras el de nuestras latitudes, Acosta, no sabe qué hacer con una generación tremenda que hace rato no veíamos en Chile, al otro lado de la cordillera, Ramón Angel Díaz, el Pelado Díaz, se las arregla para ser campeón con lo que se llama comunmente un equipo de picados.
Desde la mitad de clausura argentino que los comentaristas de ese país miraban con admiración como Díaz, aquél campeón con River y formador de jugadores de gran proyección internacional como Javier Saviola, Pablo Aimar o Andrés D' Alessandro, todos en importantes clubes de España. Lo denominaban como el mejor entrenador de su comtetitiva liga y no dudaban en dar al Ciclón como uno de los candidatos naturales a quedarse con el título junto al monarca actual Estudiantes y los de siempre, Boca, River e Independiente. San Lorenzo fue claramente superior s todos y lo destacable del asunto es que su plantilla era considerablemente menor.
Tras el fracaso de Ruggeri en los ámbitos local e internacional, lo que se vio acentuado con una estrepitosa derrota frente a Boca en el mismísimo Nuevo Gasómetro por 7 a 1, el romance del Cabezón azulgrana y ex capitán de la selección traandina con la hinchada de Boedo se terminó abruptamente. La decisión fue unilateral. Se pensó en repatriar a Batistuta antes de su retiro, en armar un equipo de grandes figuras, lo que se intentó con Ruggeri terminando en fracaso. Finalmente se decidió invertir en Díaz, pese a cierta resistencia al interior del club. Garanse un lugar en San Lorenzo no es fácil, sino pregúntenle a Pellegrinni, el último que los sacó campeones hasta el domingo anterior.
Díaz apeló al discurso, a la motivación, a la estrategia fina, creo un equipo de dinámica impensada con el mismo plantel que fracasó con Ruggeri más otros "picados" y desechados de sus clubes. Gastón Fernández y Cristián Tula de River, El Malevo Osmar Ferreyra que no anduvo en el fútbol ruso, Silvera retornado de México y que estaba resistido por los hinchas, Ezequiel Lavezzi desmotivado al fracasar su traspaso esperado por años, Santiago Hirsig que nunca fue un gran precio y deambulaba por equipos de medianía. Eso más otros del club como Botinelli y refuerzos del montón como el peruano Jiménez. Un plantel poco relevante.
Y lo sacó campeón con golpes a la cátedra. Le ganó por goleada a su máximo competidor, Boca Juniors en La Bombomera desatando la admiración de Macri, algo impensado hacia un símbolo del enemigo histórico. No perdió el tranco cuando todos esparaban su caída, no perdió los partidos claves y ganó los menos vitales con un fútbol vistoso, ofensivo, resuelto, frontal y muy goleador.
Su equipo era alegria y ningún otro trasuntaba e sa sensación. Diaz regresó en gloria y mejestad demostrando que en la selección chilena o en cualquier otro equipo del continente puede generar una revolución futbolística como lo demuestra cada vez que dirige un club. Tal cual como en su etapa de goleador en River o en Italia. Sin trabas. Con ahmbre de triunfo, basado en la motivación y la entrega. El orden excesivo, la disciplina, todo a segundo plano. Por muy táctico que seas, el ímpetu te barre tarde o temprano.

5 Comments:

At junio 13, 2007, Blogger RIPNE said...

¿Cómo estaríamos con este socito en Quilín? Ups, verdad que está listo Borghi.

 
At junio 14, 2007, Blogger Beto_Torres said...

Un zorro del fútbol. El tipo sabe parar super bien los equipos. Ni parecido a Salah, jajaja.

 
At junio 14, 2007, Blogger Miguel Ocares said...

Que traigan a este gil y no a Borghi a la roja pa puro reirme del pollo, jajajaja

 
At junio 15, 2007, Blogger Pasión por la *7* said...

hoy dia en ole salio el negro astrada haciendo pedazos al pobre

 
At junio 17, 2007, Blogger CERATIEGO said...

Boca soltó el torneo local, por eso no más

 

Publicar un comentario

<< Home