sábado, noviembre 25, 2006

Sería todo














Por Betinho Batista (Alberto Torres P.)

La barra aurinegra es bondadosa. Terminado el partido había una especie de aplauso de consuelo. Tal como es de consuelo el premio de llegar a la liguilla de promoción para Vial. Palestino vieno, esperó y aseguró en 90 minutos una llave de 180. Liquidó a Vial como en aquél comercial de Faúndez. "Sin moverse del escritorio".
La gran diferencia entre estos dos equipos es el entrenador. Porque Vial metió a Palestino en su propio campo pero falló en el momento que cualquier meticuloso del fútbol sabe que no se puede fallar, más en finales. Hablo de los primeros minutos. El aurinegro salió nervioso, timorato, irresoluto y cuando se despaviló ya la había regalado dos posibilidades de gol al rival. Para peor, las dos terminaron dentro del arco.
Tuve la suerte de ir con algunos amigos al partido. Ellos no van muy seguido y por lo mismo te dan una visión distinta, más objetiva y menos de hincha. No era arriesgada una de las ideas que escuché. Sin Maciel, Cornejo debió salir con un rombo ofensivo, raro para mi gusto pero que habría desencajado al rival. Conste que la propuesta me la indicaban diez minutos antes del partido y a la luz de lo que vi era lo mejor. Jugar con Burgos abierto por derecha(ocupando los últimos veinte metros en el ida y vuelta), con Zambrano metido en el área, Ortega ocupando la franja izquierda ofensiva y Pérez por el centro, viniendo de más atrás, a Palestino le entraban por todos lados. Pero Vial jugó al verticalismo y ollazo de siempre. Fue un equipo previsible, de choque absurdo.
Cualquiera de los fanáticos vialinos que viene a despotricar acá me dirá que el equipo puso garra, que luchó, que no se entregó, que le anularon un gol que cambiaba la historia y un sin fin de argumentos no válidos. Palestino cerró la llave con una actuación simple, contundente y estudiosa de su entrenador. Jaime Pizarro ve televisión parece, porque conocía de los pocos argumentos locales. Algo así como decirles "estos se deseperan, corren, tiran pelotazos pero no tienen variantes. Esperémoslos y los matamos de contra antes de los treinta minutos". Dicho y hecho.
Vial jugó hoy a lo que Cornejo jugó todo el año. A nada. Mi compañero redactor Waldo Rodríguez, que no fue nunca con nosotros me dijo un juicio doloroso pero cierto. "Tu equipo no tiene dibujo ni alternativas de ataque, juega a nada". Culpa del entrenador, pensé. Cornejo se olvida de las bandas, se olvida de poner carrileros que cambien de frente, improvisa atrás y pone a Jorge Torres a marcar como stopper cuando no tiene reacción para volver, eso después de comerse más de un amague. Lo mismo que decían en el CDF cuando Vial terminaba el año sufriendo. Pizarro conocía el talón de Aquiles aurinegro y lo explotó como quiso. Llegó cuatro veces, hizo tres goles.
Penoso lo de Richard Zambrano, que parecía andar entrenando. Quiero rescatar el empeño de Eric Carrasco, lo incansable de César Burgos, castigado por un técnico que no dejó de experimentar con él en todo el año. Y por supuesto, el aporte de la hinchada que llegó en masa aunque la recaudación no fue la esperada. Creo que es un premio justo para esos que peleaban por ganar millones con este partido. En vez de 30 millones se llevan sólo 20 más cinco por recaudación si es que ganan. Qué digo. Esa plata no saldrá de las arcas aurinegras. Vial ya está casi muerto, a pesar de la barra que no amilana, esa que volvió a ser tradicional, con familias en el tablón. Como en años más alegres. No con esas barras que espantan a la gente decente.
Sé que queda un partido. Pero es que la diferencia fue demasiado evidente. Aún cuando Palestino casi no jugó. Si se ponían las pilas, si dejaban de jugar al frontón y apelaban a subir el ritmo, la goleada era de proporciones.
La diferencia es mucha. Igual, no es tan sorpresivo. Vial llegó a la liguilla casi por fortuna. Su confundido entrenador es algo que hace rato les vengo sacando en cara. Para mi desgracia y la de los que viene a despotricar contra mi sin ideas de peso, hoy fue un nuevo capítulo. Hace algunos años, el Vial de Ricardo Ortiz (caballero y respetuoso entrenador como el de ahora pero igual de perdido en los argumentos) perdió el ascenso de local, contra Rangers y en una tarde donde faltó la garra tradicional. Esta noche faltaron las ideas futbolísticas. Otra vez, los dardos se los arrojo a la banca. Otra vez, su maldita confusión nos vuelve a robar la esperanza.




10 Comments:

At noviembre 26, 2006, Blogger Satelito said...

Penoso

 
At noviembre 26, 2006, Blogger Miguel Ocares said...

Jajajaja, ahi quedaron

 
At noviembre 26, 2006, Blogger Verónica Reyes Serra said...

Para muchos, Palestino es uno de los equipos de Primera
División con un nivel futbolístico "bajo" ("bajo", si lo
comparamos con Cobreloa, Colo Colo, la Chile, pero por algo
está en Primera) En fin, es un equipo que juega durante el año
con el resto de los grandes.
En cambio el Vial, se foguea durante
el año con Calera, San Luis, etc. Con esto me refiero a que para
los paisanos el Vial no significaba una gran presión. Y bueno, en
la cancha hoy quedó claro.
Eso sí, hay que decir que los aurinegros mojaron la camiseta y
mostraron buen fútbol.
Genial el Chino Burgos, que se encontró con algunos de su ex compañeros
y mostró que vestido de vialino es un tremendo jugador.
Admirable Zambrano y Ortega. En fin, pese a la derrota de los locales
ambos equipos dieron un buen espectáculo para los que oficiamos de público.

Saludos.

 
At noviembre 26, 2006, Blogger Waldo_Pedro_R said...

Buen espectáculo. Con razón esta mina era amiga de Ocares, entre locos se entienden, juajuajuajuajuajuajua.
Estoy preparándole una tonadita a los vialinos ya que ayer me hicieron perder tres lucas, giles malos.

 
At noviembre 27, 2006, Anonymous Pulitzer said...

Betinho, ciertamente vimos un partido similar. Y claro, más allá de las buenas intenciones, un técnico debe saber que en estos partidos de 180 minutos, donde hay componentes extrafutbolísticos que pueden ayudar o entorpecer un resultado, tiene que tener una idea clara de cómo parar un equipo.No improvisar.

En primer lugar, un plantel que horas antes piensa en el bolsillo, con amenazas de no presentarse, obviamente tiene la cabeza en otro lugar, por lo tanto, la cosa empezó mal desde ahí.

Cornejo tuvo un mérito, que fue clasificar a la liguilla. Más que mal superó a otros equipos con más recursos y lo ganó en cancha. Nada es gratis ni regalado en el fútbol. Pero, que ha sido errático, por cierto que lo ha sido.

Erick Carrasco jugó de líbero no es nuevo,pero es distinto hacerlo en línea de 3 que en línea de 4. Donde, en esta primera situación, cualquier descuido es un callejón fácil de penetrar para el rival, y con lo explosivo de sus coberturas, no tuvo quién lo supliera. Ganó cobertura, bien, pero no podía exponerse a dejar abierta la posibilidad de una entrada palestinista que claramente la dejó. Otro que mal estuvo parado fue Jorge Torres que ya no está para seguir a contrarios. Más bien está para el desahogo final, para cortar la jugada precisa, pero no para carrerones mano a mano con delanteros rivales. Otro error del técnico.

A los volante de contención nadie les dijo que uno de ellos debiera haber quedado más retrasado para impedir que los delanteros rivales llegaran con alguna ventaja a la última línea defensiva. Faltó el "Chiqui" Chavarria vialino, faltó el Luis Casanova, el Marmaduke Cisterna.

Darwin Pérez es hábil con la pelota, pero cuando hay carencia de delansteros explosivos y que busquen las varientas arriba por las bandas poco se puede hacer.Renán Miranda intrascendente. Un trotador permanente. Carente de la chispa y energía que de la tribuna bajaba y que se necesitaba en la cancha. Un mal cambio, una mala desición técnica otra vez..

César Burgos en lo suyo. Un hombre que se ha empapado con la mística vialina(de los pocos en el plantel que juega " a la vialina" pero que ha sido subutilizado por Cornejo). No dio pelota por perdida, fue a todas, gustó a la galería, pero que por el dibujo táctico del entrenador y por la falta de pares iguales que la sientan com él naufragó como Toribio.

Richard Zambrano al sacrificio. Sin sorpresas, cansado de tratar de ganar los inmumerables pelotasos y centros realizados, pero donde el carnet a estas alturas le pesa.

Vial debió demostrar capacidad de abrir la defensa palestinista por las bandas, donde acusó fallas en todo el campeonato Palestino. Pero por ahí ni los delanteros del Inmortal ni sus laterales supieron realizar la tarea.

Ronald Valladares cometió errores similares que contra la Selección Sub-20, eso de tratar de cortar cada centro que va al área, ahí el técnico debe inculcarle que él sólo debe salir cuando la ocasión lo amerita y si tiene bien claro los espacios y los tiempos, de lo contrario es una rifa donde las tiene toda de perder.

A Selman le pesó el apellido, pues tuvo desiciones desafortunadas que perjudicaron a Fernández Vial. Ante infracciones iguales el pito se cargó a favor de los de Santiago en detrimento de los locales. No pasó desapercibido su desempeño el sábado por la noche lo que habla que en algo influyó en el resultado. Al menos en un penal legítimo no cobrado y en un gol anulado. Ambas situaciones que claramente pueden afectar la historia de un partido.


Pero Vial entró "en otra" a la gramilla de Collao, con una precupación extrafutbolística (dineros) que sin duda melló cualquier idea futbolística. Eso es impresentable para futbolistas profesionales. Si bien es legítimo el reclamo lo extemporáneo de la medida los saca del objetivo, nubla las prioridades deja el camino abierto para la crítica ácida si el resultado no es un triunfo. Por ello Jorge Torres a la salida del Collao se trenzó en una discusión con la parcialidad del Inmortal que le enrostraron su "mercenarismo".

La hinchada aurinegra sólo obtuvo elogios. Un pueblo fiel, que estoicamente siguió a su cuadro este año y que tuvo más sinsabores de local que alegrías, por ello también, el castigo de un vasto sector que no creyó en el plantel 2006 y que se ausentó de las canchas toda la temporada. Este plantel 2006 no se merece esta hinchada que armó un carnaval el sábado y salió marcando la rabia otra vez.

Palestino no es más que lo que mostró. Pues no fue tampoco ninguna maravilla pero supo meterla tres veces ante los errores locales. Es decir, la tuvo fácil, pues el local no supo ni pudo estar a la altura de las circusntancia y de la hinchada, que ya se la quisiera cualquier otro equipo.

En fin, se perdió, queda lo que se haga en La Cisterna, y a ver si hay capacidad de revertir la situación...pero todo hace pensar que el 2007 seguiremos acá y que postergamos los abrazos del ascenso para otra oportunidad, aunque la esperanza es lo último que se pierde...

 
At noviembre 27, 2006, Blogger CERATIEGO said...

La foto de abajo es la del entrenador del Vial???? Con razón el equipo no corre, si el que manda es igual al "Fatiga", ajajajaja, ajajajajaja

 
At noviembre 27, 2006, Blogger Futboleros said...

Triste y patético

 
At noviembre 27, 2006, Blogger Miguel Ocares said...

Esta guena la del Fatiga, te la copié, jajajaja. Hay pildoritas frescas!!!!!!!!!

 
At noviembre 28, 2006, Blogger Futbolero_mayor said...

Que lata, había mucha esperanza en la cúpula "Futbolera"

 
At noviembre 30, 2006, Blogger Beto_Torres said...

El Fatiga, jajajajaja.

 

Publicar un comentario

<< Home