domingo, octubre 08, 2006

Buena pichanga



Por Futbolero Mayor (Hugo Merino N.)
Uno saca varias conclusiones después del partido de anoche entre Chile y Perú. De las más rebuscadas digo porque es fácil decir que el apoyo del público a la selección es incondicional, más aún en provincia o que los jugadores mostraron actitud y protagonizaron un verdadero clásico. Eso es echarle más agua a la sopa. Yo saqué algunas reflexiones que usted podrá o no compartir.
Lo inmediatamente a la vista fue que el partido en general fue una pésima pichanga, digna de fútbol de fin de semana en la cancha del barrio, con un par de jugadores buenos y otros que corrían tras la pelota para reventarla o entregarla mal.
De lo meramente esquemático, primero es que Chile carece de laterales y que, si bien el problema lo sabemos todos, no se observa una conducta por reparar la falencia. Rieloff no sirvió, a Olarra lo expulsaron y ambos fueron constantemente desbordados. Por suerte echaron al que juega en Israel porque allí se posicionó Iturra y tapó el forado que entre otras cosas provocó las primeras arremetidas del Rimac.
Tampoco veo fiato en los centrales y es muy poco alentador. Sobretodo cuando se trata de zagueros avezados y que en ocasiones anteriores han contado con Ricardo Rojas en ese puesto y tampoco vimos solidez. Mi apuesta, aunque esté en la polémica por las expulsiones va por el lado de Waldo Ponce. Siempre y cuando Acosta entienda que independientemente de que juegue en Chile es mejor que los otros que pone en cancha.
De la mitad me quedé con la sensación de que falto Mark González. Habría sido más fácil porque las bandas en Chile son desaprovechadas y no hay remate de media distancia. El muchacho del Liverpool es demasiado gravitante. Luis Pedro Figueroa me parece lo más parecido a Rodrigo Millar. Un crack en el país que cuando juega por "La Roja" desentona preocupantemente. Menos mal que hay valores rescatables en la zona media. Por ejemplo, el aporte de Arturo Sanhueza. Físicamente está por sobre el nivel de los demás seleccionados que juegan en nuestras fronteras y asume labores de apoyo sin egoísmos. Pero el gran valor de Sanhueza en el futuro (en la medida que se complemente con maldonado) será tener para Chile volantes de quite capaces de iniciar la jugada, de mandar un pelotazo desde atrás que no sea ollazo o simplemente tomar las banderas cuando no haya ideas o piernas en el ataque. Es un descubrimiento de hace rato, que explotó ahora y está siendo nublado sólo por la luminaria de Fernández.
Detengámonos en este último. En Matías. Cómo debe estarse arrepintiendo Pellegrinni de no gestionar la compra de un jugador que vuelca matchs. Ganó el partido porque lo definió a favor en pelotas paradas con dos expedientes distintos. Una fue fuerte buscando el rebote o el error y la otra colocada con una pegada sublime. El "Mati" no sólo se ganó la "10" de Chile con creces sino que demostró que es todo un crack, cosa que algún comentarista puso en duda a mitad de semana. Es más, me pregunto si no estaremos ante una verdadera figura histórica de nuestro fútbol. Salas, Elías o Caszely deslumbraban desde sus primeras aventuras. Creo que este volante goleador pasará a engrosar la lista de embajadores nacionales del buen balompié.
No me gustan los delanteros de la selección porque carecen de alta definición. Navia se anotó con un buen tanto pero se perdió varios. Pinilla está lento. Villanueva no aportó al igual que Rubio. ¿No era este el momento de Manuel Neira?
Si el árbitro era malo y perjudicó a los peruanos echándoles al incasable Juan Vargas (que brilló en Argentina y ahora está en Italia), de todas maneras sirvió para ver que tienen jugadores preocupantes. Martín Hidalgo por izquierda es mejor que los laterales nuestros, Segarra dominó el medioterreno en la primera parte, Guerrero es un imparable y Claudio Pizarro entró y nos vacunó de inmediato (para hacer un paralelo con los atacantes chilenos y ver que los nuestros carecen de esa calidad). Hay material que sólo requiere reforzarse.
Chile tendrá a Bravo, Maldonado, Ponce y Valdivia para la revancha del miércoles. Dicen que son los titulares. No sé si Bravo lo sea. Ponce debería aportar al igual que Maldonado y Valdivia brilla en la selección de una manera distinta a la de Fernández pero si se aplica es peligroso. Menos mal que ni Hidalgo ni Pizarro juegan para el rival en el próximo partido. Pero con ellos de local, con una ventaja tan mínima y con los ripios que muestra Chile, la algarabía que hubo anoche en Viña yo me la andaría ahorrando. No hagamos tanto alarde. Si al final, ganamos una pichanga malísima porque teníamos al bueno para la pelota de nuestro lado.

8 Comments:

At octubre 08, 2006, Blogger Milana said...

No lleven a Matías Fernández al Villarreal. Pasó la vieja.

 
At octubre 08, 2006, Blogger Miguel Ocares said...

Matias debería jugar en Boca

 
At octubre 08, 2006, Blogger Milana said...

Sí primero en Argentina y después que salte a Europa.

 
At octubre 08, 2006, Blogger Satelito said...

A Matías hay que mandarlo a jugar a River o a Boca para que descolle. después de lo que vi hoy, puede deslumbrar perfectamente

 
At octubre 08, 2006, Blogger Alex Lagos said...

Harto mala la pichanga de anoche. No sé para que tanto color que le dieron con Navia si hace tiempo que no viene haciendo nada en la selección. Más allá de que ayer haya convertido, en la e-nésima oportunidad que tuvo desde hace varios partidos por la roja, yo creo que hay que darle el corte a Navia.
Faltó Gonzalez, ojalá corte luego la tontera y venga a jugar por Chile.
Matias es un fuera de serie. A pesar de que ayer no brilló como en otros partidos, tuvo la calidad necesaria para aparecer cuando más se le requería en dos pelotas paradas.
De los demás, más de lo mismo.
Salu2.

 
At octubre 09, 2006, Blogger Beto_Torres said...

No me gustó el partido, lo encontré muy pero muy chulo. rasca, sin asunto, sin sentido, sin escuela.

 
At octubre 09, 2006, Blogger Waldo_Pedro_R said...

Malito Chile, en Tacna deberíamos perder si jugamos igual. Ahora, los otros son bien malenas también

 
At octubre 12, 2006, Anonymous Max said...

Me da la sensación de que algunos en este blog son parientes de ese tal Matías Fernández. Mandarlo al Boca, a Argentina y después a Europa.

A esos picantes no lo dejan entrar en ninguna parte. Los detiene sanidad.

Han visto las melenas, las colitas, las barbitas de chivo de estos cabritos. Cómo no haber nadie que los pueda asesorar digo yo.
No puede ser tan empelotados.

 

Publicar un comentario

<< Home