domingo, marzo 19, 2006

Los siete pecados capitales



Por El Fanatinche


Tanto se habla hoy acerca del mal rendimiento de la Universidad de Concepción que nos parece aburrido. Porque nosotros se los dijimos cuando comenzó el torneo, en una suerte de diagnóstico prematuro pero ajustado a la realidad inmediata. Y como ahora aparecen algunos incluso señalando que quieren enseñar de fútbol a través de los comentarios en radio (cosa más absurda cuando todo el año contienen la mediocridad con plazos innecesarios) vamos a ahondar más en el tema como con los cabros chicos, o sea, didácticamente, echando mano a los tan odiosos lugares comunes "con manzanitas" para dejar de escuchar tanta tontera junta. Estos son los siete pecados capitales del equipo de fútbol de la Universidad de Concepción.
1. Lujuria: Su entrenador se cree la tarjeta CMR. Ni en Navidad vi tanta facilidad ni crédito. Gualberto Jara tiene una paciencia de santo o pretende justificar su pésima elección de plantel. hay varios jugadores que por absoluta recomendación suya llegaron al plantel y hasta ahora no han justificado su traída a la tienda auriazul. Para conectar con el encabezado pecaminoso, "Jara se calentó con ciertos jugadores del equipo y no los sacó más".
2. Orgullo: Hay forma pero no fondo. Si uno analiza las oncenas que ha parado el entrenador en los últimos partidos verá que la mayoría de los nombres se repiten pero aún no vemos un planteamiento, una idea, una propuesta de fútbol. Es un desorden. El dibujo táctico funciona sólo en la pizarra. No hay fundamento que se haya plasmado en cancha. Se lo hemos dicho de todas las formas. Hay un porfiado que no quiere entender.
3. Ira: No hay cohesión. Los centrales juegan a "lo del barrio". Y cuando la falta de fútbol y de recursos técnicos les pasa la cuenta terminan regalando todas las pelotas aéreas y cometiendo faltas evitables como las que propiciaron goles de Rangers hace dos semanas y Puerto Montt este domingo. Y algunos elementos se pelean entre ellos y no se entienden en la cancha. A Elduayen le pusieron una amarilla por salir a reclamar un cobro a 30 metros de su arco. Esa falta de tranquilidad, esa ansiedad por botar la pelota fuera o terminar rápido la jugada hace que las equivocaciones se multipliquen. Compren Armonyl porque si no, algún equipo "grande" se va a sacar el Kino Máquina con esta zaga tan permeable.
4. Gula: Los refuerzos no dan la talla. Esa es una glotonería tanto de los dirigentes como del cuerpo técnico. No se puede ser tan inocente y comprar elementos foráneos sin más investigación que un video traído por un empresario que intenta ganarse los morlacos a punta de clientes permeables. Ni Aguiar, ni Drugovic, ni Espiga han entregado aportes significativos. Es cosa de escuchar al hincha del campanil. Cuando entran los "refuerzos extranjeros" las pifias se escuchan por sí solas
5. Envidia: Si hay un déficit en el cuadro universitario es la falta de gol y concreción de su línea ofensiva. Eso es porque los delanteros no se pasan la pelota. O bien son osos polares y les cuesta tanto darse vuelta o simplemente no hay convicción de equipo. Muchos goles se pierden porque el andamiaje de ataque no está lo suficientemente cohesionado y maduro para entenderse de memoria. Entre los extranjeros se intentan salvar solos. Si la tuviesen clara jugarían de memoria. Y las pocas opciones que se crean las transformarían en goles a favor. Todo lo que se pierden Viveros y Espiga es un antecedente impresentable.
6. Avaricia: Otra vez un vicio de Don Gualberto. No hay conductor en el equipo. Intentaron hacernos creer que Luis Aguiar era "el hombre" encargado de tomar el peso de la manija. Pero apenas ingresa a la cancha demuestra que es un delantero frustrado. Se va hacia las bandas para intentar juntarse con el único punta que ocupa el entrenador. Y entonces, el supuesto enlace de los laterales volantes con los delanteros no existe. Para variar, se pierde tantos goles como Espiga. Por ello, el fútbol tampoco aparece en el andamiaje auriazul.
7. Pereza: Porque no tiene plantel, porque ninguno de sus jugadores siente el puesto, porque Jara no juega por las dos bandas al mismo tiempo, etc. La franja izquierda universitaria está regalada desde inicio de torneo. Ni con Juan José Ribera, ni con el intento de Alex Hidalgo o la designación de Patricio Monsalve ("Patitas con sangre" lo llaman algunos) se aprovechó la orilla zurda. Y ni siquiera es aval de que por ese lado no le entren a su defensa. Si no hay variantes es porque no hay trabajo. Si no hay trabajo, es por flojera no más...

8 Comments:

At marzo 20, 2006, Anonymous Anónimo said...

P tas que son giles, la tipografía es muy pequeña y no hay contraste con el fondo. Apuesto que estudiaron en la Chantísima. Jorge Alfonsín

 
At marzo 20, 2006, Anonymous Anónimo said...

Mejor lee telelocal entonces. Ahh, no se me olvida que esta fuera de servicio, jajajajaja

 
At marzo 20, 2006, Anonymous Anónimo said...

Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

 
At marzo 20, 2006, Blogger Futboleros said...

POBRECITO!!!

 
At marzo 20, 2006, Blogger Miguel Ocares said...

Jajajajaja, y después dicen que nosotros tenemos trastornos de personalidad, jajajajaja. Lo que es quedarse sin ideas

 
At marzo 22, 2006, Anonymous Anónimo said...

No caché lo del trastorno. Lo único que cacho es que van a echar al paraguayo y después todos se van a subir al carro de la victoria. Sigan cabros, a ver si se despavilan estos tontos. Y denle a los dirigentes del Vial también porque andan puro vendiendo pomadas

 
At marzo 26, 2006, Anonymous Anónimo said...

Ustedes son los mas preocupados porque se vaya Gualberto. Tienen intereses creados???

 
At marzo 26, 2006, Anonymous Anónimo said...

No será que ustedes quieren que algunos de sus "amigos" tome ese puesto vacante????

 

Publicar un comentario

<< Home