miércoles, junio 04, 2008

El oro y el cielo...



Por El Fanatinche (Ricardo Pinto N.)

Cómo le van a palmotear la espalda ahora…
Cuanto elogio pagano y oportunista caerá sobre la figura de un “Señor” del fútbol chileno que cada cierto rato se da maña para taparle la boca a los que, asumiendo roles de crítico arremeten sin saber medirse entre lo concreto y el preámbulo de su “propia pisada de cola”, esos que ante el hecho se deshacen en excusas hasta que terminan borrando con el codo lo que escribieron con mayúscula con su mano.
¿Alguien me va a negar que desde esta tribuna defendí a ultranza el trabajo de Nelson Acosta y va a decirme que me subo al carro al gozar con dicha de su flamante título de campeón con un equipo chico? Vean los archivos de este sitio. Hasta cuando pedíamos que dejara la selección nacional es que asumíamos –junto a varios de Los Futboleros que acá escriben- que los procesos se desgastan, que su tiempo estaba finalizado y que mejor era darle la espalda a Quilín como lo que siempre fue, el entrenador más exitosos que haya vestido el buzo de la selección nacional.
Cómo no le voy a tener cariño, si de tan “pendejo” me colaba en el estadio para ver al equipo que dirigía y a mi me alentaba a seguir el fútbol, el glorioso Arturo Fernández Vial, ese del que ayer se acordó en una nota que, lejos de la soberbia que le cargan, demostró la sencillez de un tipo bonachón que nunca le hizo el quite a los desafíos, que aprendió a regalar triunfos y asumir una idiosincrasia mojigata y traicionera como la nuestra, esa que te alaba en el triunfo y barre el piso contigo en la derrota.
Nelson Acosta lo hizo de nuevo. Se “sirvió” en bandeja la exagerada propuesta de Colo Colo, esa de pasar a la historia como un súper pentacampeón del balompié chileno. Sólo “Don Nelson” nos salvó de semejante horror. No porque el equipo de Astengo no tuviese sus méritos, sino que simplemente, con ese equipo “tan del montón”, tan mediocre, sin jerarquía, defensivo en una final y carente de figuras rutilantes no era justo para nuestra historia que quedaran inscritos como los que rompieron las vallas del rendimiento local. Si lo de play offs ya da para que un cuadro con menos del 50% de producción se alce como monarca. En los años buenos, con eso te ibas al descenso.
La fórmula de Acosta, la que todos se preguntan hoy es más simple que el té con pan. Unas cuantas figuras de experiencia con títulos en el cuerpo –Johnny Herrera, Juan Luis González, Jaime Riveros-, un grupo de “relojitos” miembros de la eterna cepa de “los picados” –Cristián Uribe, Cristián Canío, Adrián Rojas, Dario Gigena, Dalssaso- y una base de jóvenes con ganas de abrirse paso o de hacerse un nombre viniendo de afuera –Paco Sánchez, Arias, Oviedo, Miralles- y sobretodo, un cuerpo técnico que regala confianza y motivación.
Los jugadores le creen a un técnico cuando son capaces de dar vuelta un 3-0 de local con un equipo espectáculo como el Audax. Hay que tener más que buen funcionamiento para “pintarle la cara” a la “U” en Ñuñoa y para sobreponerse a un campeón que los trae nocaut y que, al primes atisbo de mostrarse defensivo y nervioso es pasado a llevar de manera flagrante por su rival.
El “Pelado” Acosta tiene una estrella, dicen algunos. Yo creo que sabe trabajar y habla menos de lo que produce. Entre tanta luminaria en Chile que habla más de lo que consigue, el uruguayo da cátedra de cómo seguir vigente con el buzo bien puesto y la boca cerrada.
Ayer celebré como un evertoniano más. Por el fútbol de provincia pero sobretodo por Don Nelson. Porque cada vez que le hablé fue respetuoso y cercano. Porque “es de pueblo”. Son esos los que logran cosas que quedan en la historia, no los sofisticados de traje y corbata con teorías filosóficas, grandes cantidades de despilfarro en planteles y excusas a final de año, esos que tienen con suerte un objetivo cumplido para vanagloriarse en un torneo donde hacerlo es pecar de vanidoso.
Acosta no. Trabaja, sufre, se enoja, llora y siente el fútbol. Hoy les volvió a pegar abajo a sus detractores y no escatima en guardarse la petulancia. No hay mejor forma de ganarle a los parlanchines. Con sudor, corazón y viveza. Y allí está. Otra vez inscribiendo su nombre en la historia. Háganse esa y después se miden.
El título es para Everton, el viejo y querido ever forever. El oro y el cielo, esta vez déjenselo a Don Nelson.

13 Comments:

At junio 04, 2008, Blogger Waldo_Pedro_R said...

Ohhhh, volvio el hijo pródigo, juajuajua.
Que grande el pelao Acosta, ya le estoy palmoteando la espalda, viste, juajuajua. Igual celebré, no hay mejor cosa que ver perder al Colo así de humillado.
No te perdai, man

 
At junio 04, 2008, Anonymous Anónimo said...

Grande el pelao acosta. Echo a saco al indio y se jodio a los que lo hicieron mierda hace un año

 
At junio 05, 2008, Blogger Satelito said...

Fue un deleoye.
Nada más que decir salvo que el Tata Hugo parece que todavía está llorando, jajaja

 
At junio 07, 2008, Anonymous Anónimo said...

chistoso ver que algunos se cuelgan del pico de la victoria de otros,patetico, especialmente cunado ese mismo equipo les gano en el nacional.. especialmente cunado nisiquiera conocen lo que es un tricampeonato y menos aun lo que es una libertadores....
solo una cosa...
TETRACAMPEON..

 
At junio 07, 2008, Blogger Futbolero_mayor said...

Para nada triste muchachotes.
Colo Colo le regaló la final al Everton porque Astengo le tuvo miedo a la instancia. Con Borghi se salía a tacar y se ganaba los dos partidos.
Por lo mismo, es poca la fe si llegan tan buenos jugadores este semestre pero el entrenador no da el tono.

 
At junio 12, 2008, Blogger RIPNE said...

Al amigo anónimo de arriba sólo queda decirle que si él es de los que en este país -ojo, en este loser país que no tiene triunfos futbolísticos a los que echar mano- saca el tema de Colo Colo versus la U -como si hubiera un sólo hincha de la U con sentido común más que células muertas por culpa de la marihuana que no hubiese querido que Colo Colo ganase la final de la Libertadores en el 91- como fundamento, me limito a no responder a tan bajo nivel de idea.
Sólo un apunte. Acuérdate cuando Chile fue a Francia '98 con Acosta en la banca. Andabas por la calle celebrando como pendejo chico.
¿Mala memoria?

 
At junio 12, 2008, Blogger Beto_Torres said...

Jajaja, el anonimo
Oiga mister, parece que se viene la hora de la verdad, digo, si los venezolanos nos juegan como a Brasil, sería todo con el sueño mundialero.
Hace rato no venía, es que hablar de los equipos de acá ni vale la pena como para escribir.
Saludos cabros

 
At junio 13, 2008, Anonymous Anónimo said...

claro que nos llevo a un mundial
pero con una delantera que pocas veces se ve aca en chile, aun asi terminamos ratoneando y pasando por diferencia de goles con otra seleccion de muy baja categoria aca en nuestro continente...

 
At junio 13, 2008, Anonymous Anónimo said...

claro que nos llevo a un mundial
pero con una delantera que pocas veces se ve aca en chile, aun asi terminamos ratoneando y pasando por diferencia de goles con otra seleccion de muy baja categoria aca en nuestro continente...

 
At junio 15, 2008, Blogger RIPNE said...

¿O sea?
Gracias

 
At junio 15, 2008, Anonymous Marecelo Jimenez said...

Acosta fue y sera un mala leche con suerte.
Mala leche como jugador (Preguntale a Las Heras) y mala leche como tecnico (te acuerdas de la campaña que hizo por La Portales mientras estaba Azcargorta?)
Suerte? Claro que sí. Con suerte clasificamos a Francia (solamente por diferencia de goles y con la mejor dupla delantera de la historia de Chile) y el que gritara los goles no quita la opinion que tengo de el.
Fue Acosta que hablo de mala suerte en los empates con Italia y Austria. Pero cuando hablan de que el tiene suerte se enoja.
Nunca me gusto como jugo la seleccion con Acosta, porque solamente lo salvaban las individualidades. Nada mas y nada menos.

Y para ripne; Los colocolinos si tenemos trinfos futbolisticos, quizas el pais no, pero nosotros si. Aunque algunos les duela.

 
At junio 15, 2008, Blogger Satelito said...

Oye, quien va a escribir de la que todos llaman hazaña de La Paz???
Se corrieron todos, jajaja. Yo hago internacional no se olviden

 
At junio 16, 2008, Blogger RIPNE said...

MARCELO: Coincido con usted en el historial de Colo Colo. Fíjese que cuando jugaron la final del '91 todos queríamos que ganaran, que cuando la jugó la UC el '93 lo mismo.
Cuando hablo de NO HISTORIAL es porque necesitamos más triunfos -no de los morales- como en los países ganadores. Recién ahí empecemos a discutir si Colo Colo o la U, ahora es absurdo.
No estamos para ver si Boca o River, si Robinho o Ronaldinho, acá la discusión está en el subte recién.
No sé si me entiende.

 

Publicar un comentario

<< Home