jueves, junio 19, 2008

CUANTITATIVO

Por El Fanatinche (Ricardo Pinto N.)

Se tiende a decir que estamos frente a una nueva etapa de fútbol chileno...
Lo vi en regiones con clubes de grandes campañas internacionales que hoy murden el polvo de la desorganización. Lo vi con clubes que ganaron torneos internacionales y en menos de una década alcanzaron la vergüenza de la quiebra. Lo vi en una media docena de selecciones nacionales que alcanzaron figuración mundial y que, a la vuelta de la esquina encontraron su verdadera realidad, la suerte esta vez en contra. La que juega a veces a favor y a veces te da la espalda.
Quizás por eso mismo, ante tanta algarabía, discusiones radicalizadas entre señores del periodismo nacional y eternas teorías que se acercan, en algunos casos al vil chaqueteo y en otras, a la alucinación marquetera y facilista es que me parece que la receta que se debe aplicar en el medio es la misma que aplica Marcelo Bielsa cuando su equipo anota un gol o regresa al camarín tras vencer a su adversario de turno: Mesura, paños fríos y sobretodo, concentración en el objetivo antes de los aderezos que condimentan el plato antes de que esté cocinado.
Chile es hoy tercero en la tabla de posiciones de las clasificatorias a Sudáfrica 2010 y dados los resultados de las demás llaves, hay que decir con todas sus letras que tal auspiciosa posición no significa que alcanzamos la cumbre del continente, tampoco que estamos frente a una nueva sabia de balompié nacional encabezada por Bielsa ni mucho menos, que este grupo que sacó los valiosos seis puntos en su giro por La Paz y Puerto La Cruz haya alcanzado la madurez definitiva para comvertirse en imbatible. A no ponerse miope. Se obtuvo cosecha ideal. En los números, en lo cuantitativo, en la engañosa pero real tabla de posiciones, Chile hizo tarea perfecta.
Ya que la discusión acerca del aporte de Marcelo Bielsa, del prescindir de figuras que se sabía fijas y jugarse por un grupo conocido es la que perdura, me parece que estamos avanzando en la discusión aunque a veces los argumentos son demasiado precarios. Hay quienes sostienen que estamos frente al verdadero puntapié inicial de la base definitiva, esa que nos heredará la seriedad para nunca más perder la brújula en la acostumbrada improvisación que nos pesa por tantos años.
No. Es iluso. Tanto como pretender que Bielsa es el "Mesías" que nos vino a entregar enseñanzas eternas de cómo trabajar. Su cuerpo técnico es argentino, sus ideas vienen y se irán dependiendo de dónde trabaje y él sólo engorda su curriculum con asumir riesgos como este, el de asumir la banca de un fútbol tercermundista y cambiarle la metodología en un par de meses. Me baso en esta tesis acordándome de Jozic, de Acosta, entrenadores foráneos que en su momento de gloria eran vistos de la misma manera. Nos ganó la improvisación de sus colegas nacionales que tomaron el testimonio de la posta.
¿Hay un cambio? Sí. Y creo que nos va a alcanzar para llegar al mundial de Sudáfrica, a menos que Paraguay continué tan sólido, que Uruguay despierte y se vuelva tromba, que Brasil reaccione y Colombia no se caiga.
Hoy, Chile tiene equipo para ganarle a todos menos a los argentinos. Con los meses de trabajo que quedan para enfrentar a los de Basile en Santiago, capaz que Bielsa logre sacarle puntos a todos, incluso a sus ex dirigidos. No hay duda que con el rosarino en la banca, la expectativa de poder sumar es mayor. Porque sabe cómo juegan todos, porque plantea en base a eso y reduce las probabilidades de un partido que siempre tendrá cuotas de improvisación.

Lo de Chile fue un espaldarazo de confianza al trabajo de un grupo "picado" por la poca expectativa, uno que demuestra una voluntad que sorprende, una que va totalmente en contra de los principios de nuestra idiosincracia, más bien floja y exitista.
Ya hay cosas irrefutables. Con el cuerpo técnico argentino el rendimiento fuera de las fronteras es notablemente positivo. Se descubrió jugadores que de, ser potenciales figuras ya se consagran como piezas de un proceso. Carlos Carmona, Gonzalo Jara, Gary Medel. Son tres nombres que necesitaron 180 minutos para escalar de la promesa a la consagración. Mérito de la nueva banca nacional...

Pero ante tanto optimismo, análisis que habrá por doquier y apelando al espíritu de este blog, prefiero centrarme en lo que viene. Hay algunos puntos que sí se pueden mejorar, que están a la mano y no está demás considerarlos.
Uno, hay que ratificar el rendimeinto de visitante jugando como local, deuda pendiente del entrenador rosarino. Hay que dejar de lado el debate ridículo si esta selección es la ideal, si le falta alguien, si Bielsa es el hombre clave o si éste es sólo un espejismo. Hay que concentrarse en alinear posturas, porque todos sabemos que lo otro, la eterna discusión que muchos llaman de nivel, hará que los mismos que hace treinta años alababan a Luis Santibañez hoy lo "hagan bolsa"; que los que "le hicieron la pata" a Acosta hoy lo ningunean, que los que amaban a Jozic después lo criticaban por rígido... Una pésima costumbre.
Si el rosarino pierde tres partidos, sobrarán los que digan que traerlo fue un gastadero de dólares. Dejemos de apelar a la base futbolística en un país sin base futbolística, aprendamos, aportemos y sólo así alcanzaremos el avance cualitativo que, aunque me lo nieguen, aún no se vislumbra.

Dos, sería bueno que entendamos que acá no se trata de un jugador u otro sino de los equipos. Por eso, hay que sumarlos a todos en la medida que jueguen bien y si Bielsa, que es un tozudo con gran nivel de observación debería reparar en sus errores. Su sistema debe ser lo suficientemente flexible para no cerrarle las puertas a futbolistas.
Más bien, debe impregnarlos de su mística para que su aporte sea completo. Si por díscolo deja afuera a Arturo Vidal, se equivoca. Mejor lo llama, lo somete a conversaciones y lo enriela. No contar con él es no contar con una pieza clave. Los partidos los ganan los equipos, las clasificaciones las obtiene los planteles.

Y así como ciertos partidos se ganan con el esfuerzo de todos, existe una vieja verdad en este deporte. Las individualidades marcan los desequilibrios. No poner de titular a Jorge Valdivia frente a Brasil significa disminuir la opción de triunfo, de variantes para que Suazo, Mark González y Alexis Sánchez pudiesen tener una gran noche. Porque "El Mago" no es lineal, puede desequilibrar con un enganche, un pelotazo, una corrida apilando rivales, un remate de distancia...
Él más que nadie sabe de la lentitud de los brasileños y colombianos. Es una llave maestra para demoler esas líneas defensivas. Bielsa lo sabe. Si no lo usa, se prende la luz roja. Quiere decir que su antigüa tozudez se apareció por Quilín.

Y tres, que el entrenador entienda que otro de sus aportes pendientes es el de entender la idiosincracia del país donde trabaja, que cambiarla es innocuo porque no se logra en tan poco tiempo. Quizás lo consiga dentro de un camarín, que es lo que nos importa. Pero echarse al bolsillo al medio en general es algo miope. Mejor sería coordinarse con los encargados de comunicaciones de la ANFP, dejar el hermetismo y así, como sale a sacarse fotos a los malls, deberá abrir la discusión un poco más, con la idea de enseñar lo que pregona, llevarse bien con quienes generan apoyo y promoción de su legado y por que no, conseguir con ello un aliniamiento generalizado al trabajo de la selección.
Es decir, aplaudamos lo que hay y seamos visionarios. Miremos lo que falta y no nos quedemos con una simple metodología futbolística. Hay rigor, trabajo, concentración y planificación. Hay números. Falta un sello, una masificación de todos los estamentos para que no sea sólo un equipo en una cancha sino un medio futbolero completo remando para el mismo lado.
Ya está lo cuantitativo... Falta lo cualitativo. Pero no es fácil conseguirlo, aunque se hace llevadero, más cuando los resutados acompañan.

7 Comments:

At junio 20, 2008, Blogger Waldo_Pedro_R said...

vamos como avion
Hay que ganarle a Brasil y no nos para nadie

 
At junio 20, 2008, Anonymous Marcelo Jimenez said...

Ojo!
Le ganamos a la peor selección después de Perú y a una Venezuela que pudieron golear en el primer tiempo los Uruguayos.
Tenemos los mismos puntos que la eliminatoria pasada a esta altura.
Si no ganamos a Colombia esto no servirá de mucho.
Varios jugadores no pasaron la prueba: Fuenzalida y Morales son algunos. A otros hay que verlos con selecciones que ataquen, lease, Cereceda, Carmona y Fuentes.
Faltan los mejores, eso está claro. Con estos jugadores podemos ganar algunos partidos, pero ahora se vienen los rivales de verdad: Brasil y Colombia acá en Santiago. Ecuador y Perú no serán lo mismo que Bolivia y Venezuela, y esos partidos HAY que ganarlos.
Vamos bien, pero los partidos no se ganan solamente poniendo huevos, hay que poner fútbol también, fútbol vertical, con Valdivia y Fernandez; con un verdadero volante por la derecha (Fuenzalida, cero aporte y ayer Medel jugo?) y un volante central de jerarquía (Maldonado o la verdadera prueba de fuego para Carmona?).
Bielsa parece ser muy profesional y obsesivo, pero echo de menos un poco de pasión, aunque sea solo un poco (hasta Mirko Jozic sonreía). Este weon parece un robot.

 
At junio 20, 2008, Blogger Satelito said...

Yo tampoco me caliento tanto, por eso comparto de lo que en números vamos bien pero se nos olvidó tan rápido la verguenza contra paraguay???
Y si Brasil nos viene a ganar acá?
Los triunfos contra los malos no sirven, ahora sí que vienen los partidos de verdad

 
At junio 21, 2008, Blogger Den-Sahr said...

Como simpre Ricardo te encuentro la razon... peroo!!!

ojo.. yo cre que si tenemos equipo para ganarle a Argentina... si sumamos uno por uno, a lo mejor nuestro curriculum total luego del inividual es mucho ,as reducido... pero que tenemos equipo para doblegarlos, lo tenemos... eso no cabe duda...


Lo del chaqueteo y marketeo periodistico esta mas que claro lo diej en un post hace mucho rato, se llamaba "SEGUIMOS SIN APRENDER" http://eduardomedina.blogspot.com/2007/09/seguimos-sin-aprender.html ESE ES EL LINK...

Creo que si Valdivia entra a la cancha, los Brasileños se cagan,, asi de simple... pero tambien creo que hace falta matías, porque aunque este bajo, sigue siendo mas que muchos otros... puede ir como delantero mentiros, apoyando a sanchez y suazo y colaborando con el mago... porq es mas que mark, bausejour, gazale o cualquier otros... y tendria mas libertad para expllotar su velocidad y aprovechar su disparo...

Creo que Morales se cagó, no se la pudo, y el piña, no le veo un futuro cercano en la seleción...

eso... abrazos... seguiria, pero me tengo que acostar... jajaa

 
At junio 22, 2008, Blogger Futbolero_mayor said...

Concuerdo contigo.
El primer tiempo frente a Bolivia fue lo mejor pero a Morales le falta y Valdivia es fundamental.
Bielsa está entregando bases, no es problema de él si las seguimos o no.

 
At junio 28, 2008, Blogger Beto_Torres said...

Bastará con eso?
Le ganamos a equipos que no estan en la pelea directa, Perú, Bolivia, venezuela
No sé, en septiembre se ven los gallos

 
At agosto 05, 2008, Blogger UMPE said...

A todos los futboleros que buscan canchas para practicar fútbol 5 les quería recomendar visitar un sitio que tiene casi todas las canchas de Uruguay, Argentina y Chile http://www.canchasfutbol5.com

 

Publicar un comentario

<< Home