sábado, octubre 13, 2007

Pero sigue siendo el rey...





Por Satelito (J. C. Araneda)

Había dudas acerca del nivel de la Argentina de Basile, más si el peso del equipo estaba en las espaldas de Lionel Messi y principalmente por el poco fútbol que arrastraba en los últimos tres meses su conductor, Juan Román Riquelme. Pero fue el ignorado volante del Villarreal quien definió el partido y puso en la tarima de la discusión tres temas concretos.
Uno, que Topogigio es un jugador de primer nivel y es un absoluto desperdicio el que hace Pellegrinni al no alinearlo por problemas personales en España. Riquelme ganó la Libertadores de este año, fue quien llevó a la Argentina a la final de Copa América y hoy se transformó en la visagra que definió el partido.
Otra, que en partidos entre Chile y Argentina siempre hay un valor que es fundamental. El de las individualidades. Cuando la brega parecía más o menos equilibrada, aparece el "10" trasandino y con dos tiros libres define una situación complicada.
La última, es que independiente de todas las tesis que se barajen en cuanto a las estrategias, basta la incidencia de jugadas puntuales como no prevenir los tiros libres para que un planteamiento se vaya al tacho de la basura. No importó la circulación, no sirvió el tema del avance por las bandas, se puntualiza el trámite de un match en momentos cruciales y es allí donde aparecen los privilegiados.
Riquelme no sólo remató el marcador sino que fue el motor que marcó los ritmos del encuentro. Hizo rotar a Messi para que brillara, estuvo cerca de Mascherano para pedir balón, aprovechó a Zanetti y Rodríguez para cargar el andamiaje en el sector derecho y tranquiilizó las aguas cuando Chile quiso entrar en el vértigo.
Román sigue siendo El Rey, debiese ser el factor más desequilibrante aunque sea Messi el que brille más dentro del campo. Es una pieza fundamental y el espaldarazo que le dio a Basile alineó comentarios y tapó las bocas de quienes dudaban de su real capacidad.
El análisis del partido en sí lo dejaremos para más adelante o a mis compañeros de página. Yo me quedé con la misma sensación que cuando se cometió la primera falta que significó el gol de la apertura. Mala cosa, me dije. Riquelme nos clava de seguro. Y así fue. Su brillantez fue superior a cualquier análisis posterior. Argentina, mientras tenga al Torero en la conducción, tiene ventajas incomparables. Es, como dije alguna vez, el verdadero crack.

7 Comments:

At octubre 13, 2007, Blogger Waldo_Pedro_R said...

Orejón rech... Nos mataron estos argentinos pero igual. Con Perú nos sacamos los balazos, juajuajua.

 
At octubre 13, 2007, Blogger Joaco_Urrutia said...

Igual este hueon es lagunero, no me extrañaria que fuera un fantasma contra los venezolanos

 
At octubre 13, 2007, Blogger RIPNE said...

Es un monstruo pero
o si Bravo supiera hacer barreras empatábamos a cero.

 
At octubre 14, 2007, Anonymous mueraelvial said...

Los argentinos se dieron vuelta de carnero solos. Lo criticaban por no tener futbol y fue el que mejor jugó.

 
At octubre 15, 2007, Blogger Beto_Torres said...

Lo peor de todo es que se perdió por culpa de dos chilenos. Bravo que le regalo el palo en los tiros libres y Pellegrinni, que por tener a este jetón afuera, lo tiene pateando tiros libres todo el día, jaja.

 
At octubre 16, 2007, Blogger RIPNE said...

Jajajaja, que buena...

 
At octubre 21, 2007, Blogger peliculas said...

Maricón el hueon.
Le dijo a los dirigentes del Villareal: "Pellegrini o yo".
Chao no más.
En el único club que es imprescindible es en Boca, solamente en Boca.
Dos tiros libres y dos goles, pero nada más.
Si, se que eso puede bastar, pero a un tipo así uno le pediría un poco más. Ni siquiera dio un pase bueno en ventaja.

 

Publicar un comentario

<< Home