jueves, diciembre 28, 2006

Disfruta, Mati, disfruta...


Por El Fanatinche (Ricardo Pinto N)

Debe ser porque en España son un poco más "latinos", más cálidos y extrovertidos que en el resto de Europa. O porque todos sabían que el colocolino sería consagrado como El Mejor Jugador de América en la prestigiosa encuesta del diario uruguayo El País. Nunca vi tal recibimiento para un jugador chileno en el primer mundo futbolero. Quizás Salas en River. Pero tuvo que ganarse el sitial. A Matías lo recibieron como a un verdadero y consagrado ídolo. Y eso que ni siquiera alcanza su madurez deportiva. El futuro esplendor se ve demasiado ilusionante.
No es común que un chico de veinte años genere tal devoción viniendo de Chile. Dicen las informaciones que la última vez que en El Madrigal se juntaron tantos hinchas fue en la presentación de Martín Palermo. Claro que "el Loco" venía de un Boca arrasador, con 25 años a cuestas y muchos títulos internacionales en su carta de presentación. El Mati no tiene título alguno. Pero la gente algo intuye. La globalización hizo su tarea también. Al otro lado del Atlántico varios ya saben que este no es "otro argentino paquete" fichando en la cofradía sudamericana de la liga hispana. Este es crack. Es excluyente, figura, fenómeno.
Hace un par de días escuché -ahora que todos opinan- a uno de los reporteros de CQC en su programa de radio. Hablaba muy a caballo del tema criticando a los directivos de Blanco y Negro por vender al chico maravilla del fútbol sudamericano a un club tan "del montón" como
Villarreal y no propiciar una transacción en un año más a la liga argentina -con algún grande de Buenos Aires- o directamente al Barcelona o el Real Madrid. Resulta que ahora todos están colgándose medallas de general. Incluso los que no tienen idea del tema. El sólo
hecho de creer que la venta es apresurada ya da luces de querer meter cuchara donde sólo entran tenedores. Aclaremos. No pudo ser mejor la transacción. Económica, futbolística y ambientalmente para Fernández.
Hay muchos que están ayudando en su adaptación. Fernando Roig, el Presidente del club no dudó en entregarle parabienes a su nueva joya, le quitó la presión de no ser un salvador del mal momento amarillo y lo catalogó de un auténtico crack.
Más notable es lo que hace el experimentado Manuel Pellegrinni. Le baja inmediatamente la líbido futbolera a la chimuchinezca prensa nacional con declaraciones parcas, quitándole con ello la descontrolada expectativa que el fichaje del chileno generó en nuestro alicaído fútbol. Todo que vea un poquito más sabe que el estratego ya le tiene lugar en el equipo, que se deshace en elogios hacia su connacional pero es cauto a la hora de manifestarse.
Yo siento que Fernández llega a un club donde no tiene presión, un lugar que carece de exigencias mayores. No es el Real, no es el Barca, allá no debes ir y comprometerte a obtener títulos. Tienes cierto holgura para desarrollarte. Eso primero que todo.
Villarreal es un club que genera atención, por lo que cualquier arranque de creatividad del chileno no pasará desapercibido. No es un club que tenga figuras descollantes pero sí posee en su plantilla a jugadores de nivel mundial como Riquelme y Forlán, con mundiales encima. Eso ayuda a la adaptación y aprendizaje del Mati.
También que la ciudad donde se radicara está quitada de bulla, es tranquila, ideal para un muchacho provinciano. Su plantilla tiene muchos jugadores sudamericanos, aunque algunas mafias argentinas fueron desmanteladas por el cuerpo
técnico.
El entrenador es chileno, de los inteligentes, que más allá de que nos guste o no su manera de plantear los dibujos tácticos es un conocedor de sus planteles, un estudioso que sabe cuando exigir y cuando declinar en el requisito. Seguro que con algunos meses en el camarín, Fernández dirá -como Riquelme en su mejor año jugando por el Submarino Amarillo- que su anterior técnico fue el que más lo marcó, aunque reconociendo que el ingeriero supo sacarle el máximo rendimiento de su incipiente carrera.
Para mi, lo de hoy era una verdadera prueba de fuego. En la interna siempre pensé que Matías llegaba a la Liga de Las Estrellas casi como hace algunos meses arribó
el Kun Agüero o como
catalogan a Messi. Como una vedette, un superior al resto.
Sin embargo, estaba la incertidumbre de saber cuál sería la respuesta. La de los medios, la del hincha, la del ambiente en general, que por cierto miran a los chilenos con ojos muchísimo más objetivos que nosotros mismos.
Ese primer miedo fue todo sonrisa. Matigol recaló en el villorreo como una auténtica estrella y la acostumbrada frialdad valenciana quedó sepultada entre tanta muestra de fanatismo e idolatría cordial.
Quedan dos incógnitas. Cómo será la adaptación del compatriota a ese camarín de primer mundo, con figuras que no lo acogerán como en el vestuario albo, que no lo sobreprotegerán. Es el desafio más grande.
Incluso más que aquél que a todos preocupa. Si jugará, si no jugará, si triunfará o fracasará. Entre tanto mensaje pesimista -que en Chile todos son cracks, que los nacionales se cagan en el extranjero, que no ganó ningún torneo importante- es bueno ir dejando algunos puntos en claro.
La única valla que debe vencer este veinteañero es la de romper sus propias limitaciones de adaptación. Si lo consigue, Fernández está condenado a triunfar en un club carente de figuras descollantes, que no conoce de jugadores que ganen partidos sólos, que no sabe de desequilibrios ostentosos.
Si Matías se deshace de sus miedos y guarda en el baúl los lazos con el origen -ya lo hizo un par de veces en su vida-, mientras se preocupe de hacer lo que en Colo Colo le dejaban hacer, eso de disfrutar del fútbol y no preocuparse de aparentar imagen tendrá asegurado el sitial de super figura que hoy recibió sin jugar un sólo minuto en el torneo español. Es cosa de mirar los partidos de esa comtencia, de mirar lo que hace siempre Fernández y juntar las líneas comparativas.
Este se prende quince minutos y mañana está en todos los resúmenes deportivos del mundo. Hoy, su hinchada así lo hizo ver. Me queda esperar que Matías siga disfrutando. Es lo único que necesita. Disfrutar... Y el deleite para los fanáticos llegará casi por inercia.

10 Comments:

At diciembre 28, 2006, Blogger Satelito said...

Lo vi en las noticias españolas en la mañana, impresionante. Ojalá que rinda. Como dices tú, tiene todo para ser figura descollante.
No presten plata hoy día.

 
At diciembre 28, 2006, Blogger Miguel Ocares said...

Aprendiste a diagramar a lo Tata, jajajaja.
Bacán este cabro, le va a ir bien.

 
At diciembre 28, 2006, Blogger CERATIEGO said...

No creo que llegue a ser como Salas o capaz que sí. Igual, si le va bien a este, con Pizarro, González en Liverpool y este ya tenemos un trío interesante para la Copa América.

 
At diciembre 28, 2006, Anonymous anticolocolo said...

FERNANDEZ LA VA A ROMPER. AHORA QUIERO VER AL INDIO MARACO SIN SU TOQUI

 
At diciembre 29, 2006, Blogger Beto_Torres said...

Este pendejo es demasiado bueno para la pelota como para que le vaya mal. Si Villarreal fuese el del año pasado, este no habría llegado al equipo por ser chileno.
Con el submarino hundiéndose, este es el mejor instante para que llegue el Mati. Va a ser la figura con una par de goles que haga.
En Mega decían "sácate la presión" como si fuera a ser difícil pa'l cabro. Este se va a comer a los arqueros españoles con zapatos.

 
At diciembre 29, 2006, Anonymous Anónimo said...

Este weón va a volver en dos años sin ninguna copa

 
At diciembre 29, 2006, Blogger Waldo_Pedro_R said...

Acuérdense que este cabrito va a llenar los noticiarios dominicales de enero en la tele.

 
At diciembre 31, 2006, Blogger CERATIEGO said...

Y salió el mejor de Améric el pendejo pues. Capísimo.

 
At enero 02, 2007, Blogger Miguel Ocares said...

Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

 
At marzo 26, 2007, Anonymous Anónimo said...

Basta.

Matias Fernández es un gran jugador. Sin embargo, jugar en España es mucho más complejo que jugar en Sudamerica (es obvio decirlo pero muchos lo ignoran por sus comentarios). Se ha observado que el pressing le molesta muchísimo. no dudo que al final del día Matías triunfará en el sentido de que logrará jugar varias temporadas en europa en un buen nivel. Ya ha dado pinceladas de su potencialidad por ejemplo en un par de pases milimétricos, pero debe mejorar mucho en la actitud, la personalidad, la disposición táctica. Lamentablemente caló en un equipo con pocas posibilidades de ligas internacionales. Esperemos que a pesar de ello logre destacar para luego saltar a un mejor club.
Pero por favor no generemos expectativas absurdas, ni compren lo que dice la prensa que en Chile es proporcionalmente igual al nivel de futbol local. Mediocre.

Hernán.

 

Publicar un comentario

<< Home