lunes, septiembre 03, 2007

Echémosle la culpa al clima

Por Betinho Batista (Luis Alberto Torres)

Uno no se explica cómo es que entrenadores que muestran grandes rendimientos en algunos equipos anden tan mal en otros. Esa irregularidad es más frecuente en Chile que en otras latitudes, lo que sin duda demuestra que nuestro balompié goza de un desequilibrio atípico. Nuestra región marcó una peligrosa y clásica tendencia en lo que va de este año, la que tiene nombres repetidos con extraños y hasta impensados descubrimientos, aciertos y desiluciones.
Sólo en lo que va de 2007, Lota Schwager lleva tres entrenadores sin demostrar los laureles que en año pasado llevaron a La lamparita al ascenso tras magistral conducción de Leonardo Vinés y Jaime Nova en su respectivo momento. Este año, ni el que comenzó la tarea, Sergio Nichiporuck, ni quienes continuaron, Victor Merello o el inexperto Héctor Jara logran frenar la caída libre del Benjamín de Primera A hacia su categoría de origen hace ocho meses.
Un equipo que juega bien, que muestra los arrebatos individuales de Roberto Silva, José Salcedo o Emiliano Strappinni debiese tener algo de suerte, debería ver alguna luz con tanto cambio de entrenador. Lo claro es que esta buena imagen que a ratos muestra elenco minero no le alcanza, pierde partidos que no se ve por dónde y termina cediendo opciones a varios equipos que en el papel no son superiores a ellos.
Por ello, se puede asegurar que, al bochornoso desorden dirigencial se suma una absoluta incaàcidad de los entrenadores para imponer su cargo y sacar a los jugadores de esta bolsa de gatos que por lo demás, existía el año anterior y no fue escusa para que el cuadro ascendiera. Acá hay una falta de liderazgo, un problema para acercarse a los dirigentes y saber cuáles refuerzos se deberían atraer. Una albsoluta incapacidad de los distintos cuerpos técnicos para desarrollar un trabajo mancomunado y ascendente. Definitivamente, hay responsabilidad de los entrenadores, por más que no jueguen. Y también de quienes los trajeron. Nichiporuck nunca tuvo atisbos de rendimiento, Merello no sacudió el grupo y Jara parece el capitán de barco que atreve a hundirse en un naufragio anunciado hace rato.
Distinto es el caso de Deportes Concepcion y se puede dividir enm tres etapas también. Una, con Jaime Nova en la banca, con un equipo que mostraba actitud pero que claramente estaba conformado para ser protagonista de la B y no comparsa en la A. Le impusieron jugadores como Montecinos y el Tiburón perdió voz de mando cuando estaba el ambiente desordenado. Eso cambió en parte con la llegada de Fernando Cavallieri, uno que venía arrastrando una pesadilla en Puerto Montt y la dejó por venir a aportar lo suyo en una casa que ya lo conocía. Su llegada ni fue feliz y esa se puede considerar su segunda etapa.
Casi milagrosamente, Palito tuvo una segunda oportunidad, dejó algunas piezas que fueron vitales en el torneo pasado, se llenó de experimentados, el viejo truco de traer jugadores "picados" con pasado efímero e insistió e apostar a las individualidades (como Ibarrola o Celis Sanzotti) y logró traspasarle la confianza a jugadores como Chavarría y Clarence Acuña para que cumplieran funciones de liderazgo, en el caso del primero, como último hombre y pese a las fuertes críticas de la prensa en sus primeros partidos en el puesto. Hoy, Concepción, con nuevos dueños y mejores perspectivas, tiene un avance importante y parece olvidarse del descenso. Eso, si es que no tiene algún tan inesperado como este buen pasar.
Huachipato tiene tan sentada la escuela que independiente de quien diriga, parece que aún no hay un cambio ostensible. Pese a que algunas de sus figuras trascendetes como Cristián Muñoz y Pedro Morales decidieron, al igual que el técnico Salah, dejar el club para irse a buscar títulos en clubes con pretensiones, la llegada de Zaracho y la mantención de la plantilla en su base pareciera que dejará al cuadro acerero, por este año, en una etapa de transición. Otra más, que a propósito del estadio nuevo puede ser el pretexto para dejar de instalarse en la medianía con proyecciones y meterse de lleno en la pelea con los grandes. Un tema demasiado antiguo en Las Higueras.
Es bastante llamativo y quizás el mejor exponente de las irregularidades el caso de a Universidad de Concepción. Apostó a un plantel muy poco remozado, pero con un entrenador nuevo. Yuri Fernández, el mismo que al año pasado calmó una tormenta provocada por el inexperto Gualberto Jara, debió entregar su puesto cuando estaba en clara tendencia a caer en puestos de descenso y por coincidencias del fútbol, cedió su silla a un entrenador sin experiencia pero con cierto nombre. Marcelo Barticcioto.
El ex delantero de Huracán y Colo Colo le dio tan buen aire y nivel a la camiseta auricielo que su cuadro ya es uno de los buenos equipos del torneo, uno de los animadores y de los que juega mejor fútbol, mas contundente y directo, más basado en el funcionamiento como oncena que en las individualidades. Mérito de Barti, suerte de los que se jugaron por él.
En Primera B parece que llega uno que dejó buenos y malos recuerdos y que ahora está nuevamente llenando la ilusión de la hinchada vialina. Ricardo Ortíz, el uruguayo, trajo un par de refuerzos extranjeros, se vino a parar una pésima campaña y en un torneo marcado por equipos del montón logró convencer a su platel que podían optar más que al antepenúltimo lugar. Les ha ganado a casi todos.
El mismo Ortiz que una vez hizo una campaña memorable con Dundo, Villalobos y Biscayzacú (hoy en Ñublense y Colo Colo respectivamente) y se farreó el ascenso en la final con rangers en Collao, a estadio lleno y sólo porque a Vual le falto lo que siempre tuvo, garra, la misma que se supone saben traspasar los charrúas. El Tato tiene una cuenta pendiente y en una de esas la cumple este año.
No hay que mirar en menos el caso de Naval, que cmienza a despegar de la mano de Leonarado Vinés. Sí, el mismo que alabamos por su año anterior en Lota. El mismo que fue insultado hasta la saciedad por su pésima conducción al mando de Vial en la primera parte del año. Ahora, tal como Nova, Cavallieri u Ortiz pasa del aplauso a la pifia y de la pifia al aplauso.
Yo cro que eso no es normal. Como no tengo explicación para tan cambiante rendimiento en tan poco tiempo y un fútbol tan parejo, mejor prefiero echarle la culpa al clima.

11 Comments:

At septiembre 05, 2007, Blogger RIPNE said...

¿Sube el Vial? Ojalá. Concepción anda bien, la U de Conce igual. Lo malo es que son rachas. Ninguno es protagonista total.

 
At septiembre 05, 2007, Blogger Waldo_Pedro_R said...

El Beto Torres escribió?????? Arranquen weones, que viene otro tsunamí, juajuajuajua

 
At septiembre 05, 2007, Anonymous mueraelvial said...

Lo de Vial es un cuevazo, lode Barti es todo un mérito de él

 
At septiembre 06, 2007, Blogger izzi-x said...

Lo del Vial no es cuevazo, es Garra y Ganas.- Lo del Conce es plata prestada, luego se las cobrarán.- Lo de UdeConce es retomar el rumbo perdido.- Lo de Huachipato es más de lo mismo.- Y lo de Lotita, puta que me da pena y rabia.- Ah, y Navalito, aguante Navalito.-

pd.Aguante ChaguitoMorning!!!

 
At septiembre 06, 2007, Blogger Cristian said...

Estoy preocupado por el futuro del Conce, honestamente. No me ha agradado cómo se hizo este negociado en las sombras, sin avisarle a los socios.

Deportivamente ha andado mejor en las últimas fechas, pero no declararía al equipo salvado del descenso aún... una racha negativa de tres partidos y nos caemos de nuevo. Aunque partidos como aquellos ante Huachipato y Melipilla en Collao, y la Católica en Santiago, dan mucha esperanza.

La U de Conce hizo una campaña espantosa en el Apertura con un equipo muy bueno. Barticcioto ha sorprendido con un trabajo más lógico, utilizando mejor la materia prima que tiene. Ha dado buena impresión: vi al equipo jugando con Colo Colo en el Monumental y sorprendió por el atrevimiento.

El Huachipato de este semestre puede que sea más efectivo, pero aburre mucho más, y ha tenido problemas defensivos.

Vial estuvo en la cuerda floja y menos mal por ellos que hicieron el cambio a tiempo. ¿Vinés salvará a Naval en los play-offs? Lo dudo. Valdivia pinta para clasificado por la Zona Sur en la Tercera División.

Y lo último... pena y rabia por un buen equipo que es Lota, que ha debido recuperarse de la seguidilla de errores dirigenciales que han hecho que algunos se roben un club que es "orgullo obrero".

Qué bueno leerle, don Beto.

Saludos!

 
At septiembre 06, 2007, Blogger Discusión Deporte said...

Buen blog!

http://discusiondeporte.blogspot.com/

http://discusiondeporte.blogspot.com/

saludos

 
At septiembre 06, 2007, Blogger Waldo_Pedro_R said...

Y el socito por qué puso la dirección dos veces???? Juajuajua, es un blog tartamudo, juajuajua

 
At septiembre 08, 2007, Blogger Waldo_Pedro_R said...

Loco, quien va a escribir sobre la selección de Bielsa, ya poh quiero leer algo, juajua

 
At septiembre 09, 2007, Blogger Satelito said...

Grande Torres, que bueno que voliste a escribir. No te pierdas. me gustó el análisis, lástima que los equipos del Biobío solo sean comparsa.

 
At septiembre 18, 2007, Anonymous Anónimo said...

lo chistoso es que aca cuando hisieron una encuesta sobre si el barti u algun otro iba a tener exito en la 1era A... a este lo mandaron pa abajo que le iba ai r como la callampa... jajaj

 
At febrero 07, 2010, Anonymous Anónimo said...

meps shares collection desiring supports drums theoretic suffered probable hall signal
lolikneri havaqatsu

 

Publicar un comentario

<< Home